Jugadores de un partido de la ‘Premier League’ entre ‘Leicester City’ y ‘Crystal Palace’ detuvieron el partido para permitir que dos jugadores musulmanes rompieran su ayuno de Ramadán. Antes del partido, ambos equipos y el árbitro acordaron que harían una pausa para permitir que Wesley Fofana y Cheikhou Kouyate, dos jugadores musulmanes, pudieran comer.

El partido se detuvo cuando se puso el sol

Como parte del Ramadán, los que practican esta religión no pueden comer durante las horas de luz, por lo que les es difícil mantener la energía necesaria para hacer deportes de alto rendimiento. Debido a esto, el árbitro hizo una pausa justo cuando se puso el sol para que los futbolistas Fofana y Kouyate fueran rápidamente a la orilla de la cancha para recuperar energías. Posteriormente, el juego se reanudó. Cuando Fofana salió de la cancha, su equipo, ‘Leicester City’, iba perdiendo 1-0.

Al regresar a la cancha, Fofana anotó dos goles para llevarse la victoria y ascender al tercer lugar de la liga, acercándose a asegurar un lugar en la ‘Liga de Campeones’ la próxima temporada.

El futbolista Fofana expresó su gratitud por permitirle seguir las costumbres de su religión

Al finalizar el partido, el futbolista Fofana expresó en su cuenta de Twitter su gratitud por permitirle seguir las costumbres de su religión.

“Quiero agradecer a la ‘Premier League’, al ‘Crystal Palace’ y al ‘Leicester City’ por permitirme romper mi ayuno esta noche en medio del juego. Esto es lo que hace que el fútbol sea maravilloso”, escribió Wesley Fofana.

Como jugador de fútbol de élite, Fofana y Kouyate suelen estar sujetos a una dieta estrictamente controlada, pero su religión significa que, durante el Ramadán, deben ayunar mientras haya luz del sol.

Este año, el Ramadán se celebra del 12 de abril al 12 de mayo

Después del partido, el técnico del ‘Leicester City’, Brendan Rodgers, elogió los esfuerzos de Fofana y Kouyate en las últimas semanas mientras ayunaban.

Este año, el Ramadán tiene lugar entre la noche del 12 de abril y la noche del miércoles 12 de mayo. El Ramadán coincide con la fecha en la que el Profeta Mahoma recibió la primera revelación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes.