Benjamín Saúl Huerta asegura que la imputación por agresión sexual a un menor de edad en su contra es “una infamia y calumnia generada desde la mafia del poder”. El político poblano está acusado de abusar sexualmente de un adolescente de 15 años, pero aseguró que la acusación en su contra es para perjudicarlo a él, a Morena y a la 4T.

En entrevista con Juan Rocha, Benjamín Saúl Huerta afirma que la situación de agresión sexual a un menor de edad “se creó para hacerlo ver culpable”. Asimismo, Benjamín Saúl Huerta negó que existiera un abuso sexual a un menor de edad y aseguró que tiene “la conciencia tranquila”. Además, afirmó que no existen elementos dentro de la investigación en su contra porque no existió el abuso.

“Niego categóricamente que eso (el abuso sexual) haya existido. No hubo intento de abuso, jamás hubo abuso. Tengo la conciencia tranquila y confío en las instituciones. No hay un solo elemento dentro de la carpeta de investigación en mi contra, porque no hubo tal circunstancia.”

Benjamín Saúl Huerta

Todo fue preparado

Benjamín Saúl Huerta asegura que no hay elementos que lo incriminen en la carpeta de investigación, pero no ha gozado la de presunción de inocencia y “ha sufrido de linchamiento mediático”. Afirmó que una de las pruebas de su inocencia es una de las entrevistas dadas por el menor, presunta víctima de abuso sexual, donde “va contando los minutos como sucedieron”.

“Alguien que ha sido víctima, no está pendiente de lo que diga el reloj.”

Benjamín Saúl Huerta

Otra de las pruebas, de acuerdo con Benjamín Saúl Huerta, es la hora a la que llamó a la madre del menor de edad. El diputado afirmó realizar la llamada a la madre a las 6 de la mañana y aseguró que nadie que recibe una llamada a esa hora está preparada para grabar.

También dijo que un tío del menor de 15 años apareció en el hotel 10 minutos después de que pidiera ayuda al personal, cuando vive a más de una hora del lugar de los hechos.

Dice que no drogó al menor de edad

Benjamín Saúl Huerta compartió también que al lugar no sólo acudió el tío del menor, sino que también acudió un reportero. Aseguró que jamás drogó al menor y que no quiso hacerlo víctima de ningún abuso.

“Jamás le di una droga. Jamás hubo un intento de hacerlo víctima de algún abuso o acoso sexual.”

Benjamín Saúl Huerta

Por otra parte, dijo que estará pendiente de que las instituciones realicen las investigaciones acordes a derecho y aseguró que se separó de su grupo parlamentario y de Morena para que no sean afectados por su proceso. Añadió que la familia del menor es “una familia que miente, que extorsiona” y que el tío es un ex policía con “mala fama”. Aseguró que la familia se prestó para ponerle “la carnada” para que los “enemigos del poder” lucren con su caso.

Finalmente dijo que no existió ningún abuso sexual en contra del menor de edad, por lo que confía en que su inocencia sea probada a pesar del linchamiento mediático que ha recibido.

Benjamín Saúl Huerta aseguró que confía en las instituciones y que se someterá a los llamados que tenga para demostrar su inocencia.

Fotografía: Cuartoscuro