Ante la fuerte sequía que están padeciendo 48 de los 51 municipios del estado de Nuevo León, y el pobre almacenamiento de agua que tiene las presas, el Congreso del Estado solicitó la comparecencia del Director de Agua y Drenaje de Monterrey, Gerardo Garza. Sin definir el día, los legisladores señalaron que esto era indispensable debido a las pérdidas que tienen del vital líquido a consecuencia de las tomas clandestinas y fugas.

María Teresa Duran Arvizu, diputada del PAN, dijo que la dependencia estatal anualmente pierde alrededor de 14 millones de metros cúbicos de agua, es decir 14 mil millones de litros de agua, cifra totalmente alarmante. Dijo que no era posible que ante la fuerte sequía se siga permitiendo esas pérdidas.

La legisladora solicitó también un informe de las medidas que se llevan a cabo para detección y reparación de fugas y de tomas clandestinas.

“Existen tres presas que abastecen de agua a la metrópoli regiomontana: La Boca, Cerro Prieto y El Cuchillo, que ante la falta de lluvias y el cumplimiento de convenios de uso de los derechos de agua se han abierto las compuertas, los que las mantiene a niveles de almacenaje preocupantes.”

“De acuerdo al reporte de este organismo ciudadano, se pierde en tomas clandestinas, concesiones inoperantes y filtraciones en la red de suministro. Estimaciones de Agua y Drenaje de Monterrey anualmente se pierden alrededor de 14 millones de metros cúbicos.”