Un juez negó un amparo al exsenador panista Roberto Gil Zuarth para evitar que la Unidad de Inteligencia Financiera investigue sus cuentas bancarias. El expresidente del Senado Roberto Gil Zuarth tramitó un amparo para que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores no entregue información de sus cuentas bancarias a la UIF.

Sin embargo, el Juzgado Primero de Distrito en materia administrativa de Ciudad de México negó el amparo al exsenador, de acuerdo con La Jornada, por lo que la UIF, de la Secretaría de Hacienda, podrá solicitar a la Comisión Bancaria la información de sus cuentas bancarias.

¿Roberto Gil Zuarth involucrado en la aprobación de la reforma energética?

Roberto Gil Zuarth podrá ser investigado por la UIF debido a los señalamientos del exdirector de Pemex Emilio Lozoya. Según Lozoya es uno de los senadores que recibió sobornos para aprobar la reforma energética de Enrique Peña Nieto. Lozoya acusó que en 2013 se reunió con Gil Zuarth en una pizzería en Polanco para hablar de temas como la reforma energética. En ese año el señalado era senador del PAN.

Una investigación de la UIF señala que Gil Zuarth, el otro exsenador Jorge Luis Lavalle y el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, están involucrados en delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y corrupción.

La UIF investiga desde agosto de 2020 a exfuncionarios cercanos de Felipe Calderón, de acuerdo con Milenio a:

  1. Ernesto Cordero
  2. Roberto Gil Zuarth
  3. Javier Lozano
  4. Jorge Luis Lavalle

El pasado 12 de abril la UIF remitió ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción los movimientos irregulares de Roberto Gil Zuarth como:

  1. Depósitos en efectivo
  2. Donativos por más de 40 millones de pesos
  3. Gastos de más de 170 millones de pesos en tarjetas, compras y blindaje de vehículos.

En febrero de 2018 Roberto Gil Zuarth anunció, por el momento, su retiro de la política.

Actualmente dirige un despacho de abogados especializado en asesorar a empresas privadas de energía, señala Animal Político.

Fotografía: Galo Cañas/Cuartoscuro