Samuel García Sepúlveda, Gobernador Elector, dijo este jueves que desea concretar un frente común junto con los alcaldes y demandar más dinero al Gobierno Federal, y así de poder mejorar las cuestiones fiscales que desea para Nuevo León

Lejos de emprender una batalla contra el Gobierno Federal, el emecista dijo que desea hacer un bloque de apoyos entre todas las fuerzas de poder político en tierras regias.

“Mi plan de Gobierno destaca la relación que debe impulsar Nuevo León hacia el futuro: exigir un nuevo convenio fiscal que garantice obras, salud, bienestar social y transporte público. Necesitamos un presupuesto base cero, es decir, la asignación de fondos debe justificarse cada año, a partir de cero, sobre su costo y beneficio, en lugar de continuar como lo han hecho los anteriores gobiernos, con un presupuesto inercial que sólo se basan sobre los números de presupuesto anterior y no se revisa y se hacen ajustes pertinentes”.

Además, subrayó que desea el poder bajar más dineros de la Federación porque es lo justo para Nuevo León

“Lo que busco para la entidad es que nos regresen más dinero, ese es el nuevo convenio del que tanto les hablé, ya que el estado aporta 460,000 millones de pesos al Producto Interno Bruto, más 140,000 millones que provienen de los grandes contribuyentes con impuestos como el ISR e IVA y 37,000 millones respecto a los ingresos de comercio exterior, debido a que las exportaciones salen por Nuevo Laredo en lugar del Puente de Colombia.”

El virtual gobernador de Nuevo León, Samuel García, dijo que buscará conformar un solo frente con todos los nuevos alcaldes metropolitanos, para ir en bloque a la capital del país a pedir más recursos para la entidad.

“Mi primer acto más contundente es: hay que ir a la Federación y pedir un nuevo convenio fiscal para tener los recursos y arreglar hospitales, quimios, becas, áreas verdes, carreteras, todo lo que se ocupa para nuestro estado. Arreglar la contaminación cuesta dinero, arreglar el transporte público cuesta camiones, arreglar el Metro es meter camiones nuevos, arreglar la seguridad es más policías; entonces, yo le dije a Nuevo León: ‘sumémonos y mandemos un mensaje fuerte al centro, de que Nuevo León tiene mucho dinero, pero nos los quita, se va vía Hacienda a México y no regresa’. Entonces, si todos nos unimos y pedimos trato justo, y me ayudan los alcaldes, lo lograremos”.

Prueba del trato injusto que actualmente recibe Nuevo León, dijo García, es que este año le tocaban 7,000 millones de pesos más por el aumento del tamaño poblacional. El haber pasado de 5.4 millones a casi 6 millones de habitantes implica, dijo, que el estado reciba esa cantidad adicional, lo cual no sucedió y hay que ir a pedirlos. Con ese dinero, abundó, se pueden arreglar algunos de los “pendientes” que tiene el estado.

Nuevo León creció en población bastante, crecimos en cinco años, de $5.4 millones a $6 millones, eso implica en la fórmula de coordinación fiscal $7,000 millones al año que no nos dieron, hay que ir a pedirlos, con esos arreglamos dos o tres broncas de pasada.”