Ni siquiera el próximo Gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, podrá impedir el trasvase de agua de la Presa El Cuchillo a Tamaulipas. Así lo informó la Comisión Nacional del Agua. Amalio Cardona, director del área técnica de la Conagua dijo este martes que ningún gobernador tiene la facultad de impedir el trasvase del vital líquido entre las presas del país.

El gobernador electo, en una charla, dijo que cuando entre en vigor su mandato, no dará una sola gota de agua al vecino estado, es decir, no respetaría el con bienio firmado desde 1007. Ante tal situación, el funcionario federal le recomendó al Gobernador Electo que tiene que acercarse con la dependencia para renegociar llegar a un buen acuerdo entre ambos gobiernos, sin pelear.

“El tema del convenio del agua con Tamaulipas se tiene que renegociar, actualmente ese convenio sigue vigente y, mientras no se haga una renegociación, tendría que seguir operando. Habría que revisar los compromisos que se establecieron por ambos estados y poder hacer una negociación que permita implementar un segundo acueducto ahí en la presa de El Cuchillo”.

“No tiene la facultad un gobernador de impedir el agua a otro estado, hay que tener claro que las aguas son nacionales, quien tiene la jurisdicción es la Federación. Sin embargo, el gobierno del estado puede hacer la gestión para que, a través de la Federación, se pueden retomar estos acuerdos y poder establecer alguna negociación.”

El funcionario federal dijo que actualmente la presa El Cuchillo se encuentra en buen nivel de su capacidad.

“Los trasvases que se han estado dando desde que está operando la presa El Cuchillo, estamos hablando desde 1994, no han afectado para nada en el suministro de agua potable para la zona metropolitana de Monterrey. Actualmente la presa tiene una buena capacidad, entonces, no va a haber ningún problema que la presa esté suministrando el agua en la zona metropolitana de Monterrey.”

“Hay que tener claro que la presa que está en el estado de Tamaulipas es la presa Marte R. Gómez, que está aguas abajo de la presa El Cuchillo. Pero reitero que el gobernador electo tendría que acercarse a la Federación precisamente para poder realizar esa negociación que él está proponiendo.”