Durante décadas gobiernos de todo el mundo han tratado de bajar al mínimo los impuestos tributarios a las empresas multinacionales para atraerlas a su territorio. Ante la competencia sobre quién ofrece el impuesto más bajo, las compañías negocian y optan por el “mejor postor”.

La propuesta de fijar un impuesto mínimo global para las empresas multinacionales pretende que todos los países se comprometan a definir un límite inferior tributario. Esto evitaría que haya algún “mejor postor”, dado que todos tendrían el mismo impuesto.

Hasta el momento no se ha definido cuál sería el impuesto mínimo global, sin embargo, el gobierno de Joe Biden ha propuesto un impuesto mínimo global de 21 por ciento. Dicha cifra es más alta de lo contemplado por algunos países europeos que consideraban entre el 12 y el 15 por ciento

Gobiernos se pronuncian a favor

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, informó que su país apoya la creación del impuesto mínimo global. Yellen dijo que con el impuesto se pondría fin a 30 años de carrera a la baja en las tasas tributarias corporativas. Según Janet Yellen, con el impuesto mínimo global se busca que el gravamen favorezca sistemas fiscales estables y justos.

En este sentido, también los gobiernos de Alemania, Francia y España anunciaron su apoyo a la creación del impuesto mínimo global. De igual manera, a este propósito se sumaron la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI instó a los países a ver este impuesto mínimo global como un tributo a la riqueza y a los ingresos más altos para apoyar la reactivación económica por la pandemia. Tras los posicionamientos a favor, las negociaciones sobre el impuesto mínimo global podrían acelerarse.

El impuesto mínimo global evitaría que las empresas cambien sus operaciones de un país a otro en busca de mayores ventajas. Ante la crisis económica por la pandemia de Covid-19, un impuesto mínimo global permitiría que los gobiernos aumenten su recaudación fiscal, según los gobiernos a favor.

Arturo Herrera se reúne con Janet Yellen

El nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de México, Arturo Herrera, se reunió con la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen. La conversación giró en torno a la posible aprobación del impuesto mínimo global a las empresas multinacionales.

El tema será discutido el próximo mes de julio con los países pertenecientes al G20. Herrera sostuvo que también conversaron sobre la recuperación económica en la región, incluyendo Centroamérica.

“Una parte importante de la reunión se centró en la posible aprobación e implementación del impuesto mínimo global, que discutiremos en las reuniones del G20 en unas cuantas semanas. Además, conversamos sobre la recuperación económica en la región, incluyendo Centroamérica.”

Arturo Herrera

Fotografía: Cuartoscuro