Gruma mantiene sus compromisos de inversión y colaboración a pesar de los efectos de la pandemia de Covid-19.

Gruma informó que mantiene el apoyo e impulso a la producción de maíz en México a pesar de los efectos económicos que provocó la emergencia sanitaria por Covid-19.

Gruma detalló que se mantienen vigentes sus compromisos de inversión y colaboración con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), dependiente de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

La firma recordó que la actividad agrícola en México es un pilar de la economía y por esta razón mantiene el compromiso con el campo mexicano.

¿Cuánto aporta Gruma a investigación?

Por ello se mantiene el convenio con el CIMMYT, firmado en mayo de 2018, en el que Gruma se comprometió a aportar 872 mil dólares, es decir, casi 18 millones de pesos, durante tres años.

Las inversiones de cada año es de 290 mil dólares para investigación y desarrollo  como parte del programa de apoyo tecnológico de investigación para la producción sustentable del maíz.

Gruma apoya a potenciar las cosechas de maíz blanco

Dicho programa tiene el objetivo de potenciar las cosechas de los productores de maíz blanco en Tamaulipas y Campeche principalmente, e impulsar las actividades agrícolas que garanticen la seguridad alimentaria en México y América Latina.

La firma también se comprometió a adquirir las cosechas que cumplan con los requerimientos para harina de maíz en la región y así garantizar la comercialización de la producción de los agricultores mexicanos.

Reducir importaciones de maíz, uno de los objetivos

De la misma manera trabaja con la Sader en el programa de Manejo Integral de Maíz Blanco en el norte de Tamaulipas para reducir importaciones del grano.

Sobre el convenio con el INIFAP, que se firmó en julio del año pasado, Gruma se comprometió invertir nueve millones de pesos, es decir tres millones por año,  para la experimentación en parcelas demostrativas sembradas con maíz,  módulos de transferencia tecnológica para los productores, paquetes tecnológicos, cursos de labores culturales sobre el maíz y manejo agronómico o herramientas que ayuden a incrementar la producción.

Ello tiene la finalidad de impulsar la producción de maíz blanco de manera sustentable y mejorar la productividad de los campesinos y agricultores del país.

Gruma impulsa el cultivo de maíz nativo

El objetivo principal es que agricultores y campesinos de maíz nativo en los estados de Oaxaca, Guerrero y Puebla mejoren sus ingresos actuales, por lo que también suma esfuerzos con la Sader para la implementación de un programa para comprar las cosechas de los estados mencionados.

Busca beneficiar a más de 200 agricultores mexicanos quienes son beneficiados con este programa que busca la compra del grano nativo a mejores precios que los establecidos a nivel internacional.

Finalmente Gruma resaltó la calidad nutricional del maíz nativo y la importancia de mantener la custodia de este cultivo.