Una turista australiana fue víctima de violación en un departamento anunciado en Airbnb; el agresor tenía un duplicado de las llaves

Airbnb ocultó una violación y pagó a la víctima para guardar el secreto. Fueron 7 millones de dólares (144 millones 736 mil 200 pesos mexicanos) los necesarios.

Un reportaje de Bloomberg Businessweek revela que la violación se perpetró en un departamento de Manhattan, distrito de Nueva York, que estaba anunciado en Airbnb.

La víctima fue una mujer australiana de 29 años que en vísperas de Año Nuevo del 2016, alquiló el departamento en Airbnb junto con algunos amigos.

Es curioso que el hospedaje era muy popular en Nueva York, tanto así que los usuarios de Airbnb no eran recibidos por su anfitrión, sino que recogían las llaves en una bodega cercana.

No fue necesario que la víctima de violación y sus amigos mostraran una identificación oficial para que les entregaran las llaves. Airbnb no tomó en cuenta esta situación.

Así, llegaron al departamento anunciado en Airbnb, dejaron sus maletas y salieron de fiesta. Cuando la joven regresó sola poco después de la media noche, no se percató de que un extraño estaba adentro.

Airbnb paga a víctima de violación para guardar el secreto

Airbnb pagó 144 millones 736 mil 200 pesos a una víctima de violación en 2016. La joven había sido amenazada con un cuchillo por un hombre que tenía copa de las llaves.

Junior Lee, de 24 años, estaba escondido cuando la mujer volvió sola de una fiesta. Airbnb no ha podido aclarar cómo es que el responsable tenía llaves.

Pero el caso puso a temblar a los los directivos de Airbnb por su política de llaves, que no requiere que los anfitriones usen cerraduras de teclado que cambian los códigos.

Las llaves duplicadas plantearon un problema particular para la empresa y un misterio para los investigadores. ¿Cómo las había conseguido el hombre?

—REPORTAJE DE BLOOMBERG BUSINESSWEEK

Sin embargo, lograron un acuerdo con el abogado de la víctima, que consistió en otorgarle 144 millones de pesos a cambio de la prohibición de una demanda contra Airbnb.

Asimismo, los detalles del crimen, la respuesta de Airbnb y el acuerdo se desarrollaron a partir de registros policiales y documentos confidenciales.

En cuanto a Junior Lee, este fue detenido cuando el mismo día de la violación, regresó al departamento de Airbnb. Fue acusado de agresión sexual depredadora.