La bancada de Morena informó este martes que votarán en contra de los proyectos “inconstitucionales”, ya que aseguran que no dificultarán el trabajo de Samuel García Sepúlveda, gobernador electo del estado de Nuevo León.

Ramiro González Gutiérrez, coordinador de la bancada de Morena dijo que por ningún motivo buscarán quitarle al Ejecutivo la facultad de designar a los titulares de los cinco principales organismos descentralizados.

“Tajantemente queremos decirles que no estamos a favor de afectar los intereses de un gobierno que va a entrar, no vamos a estar a favor de ceder los lineamientos del Poder Legislativo, de cambiar las cosas y que se prestarán a otro tipo de intereses.”

“El grupo de Morena no aprobará, ni estará de acuerdo con esas iniciativas. Al próximo gobernador (Samuel García) lo eligieron los ciudadanos y no vamos a dificultar el trabajo del gobierno entrante.”

Acompañado de los diputados morenistas, Mariela Saldívar, Melchor Heredia, Julia Espinoza, Marco González, Beatriz de los Santos y Armando Torres, el coordinador de Morena, Ramiro González, dijo que su partido no participará en el “agandalle” legislativo. Además, aseguró que, para la aprobación de dichas iniciativas, si es que se da, falta mucho, porque no es una situación de un día para otro.

“La iniciativa trae una serie de procesos. No es un cambio de la noche a la mañana. El primer paso es a través de la Comisión de Puntos Constitucionales. Todavía no está enlistado ni tengo planeado hacerlo.”

Mariela Saldívar dijo que como diputados deben ser respetuosos de la Constitución, es decir, que el asunto de las paraestatales debería ser responsabilidad del Poder Ejecutivo.

“Las designaciones que hace el Congreso son de organismos autónomos, que no dependen del Ejecutivo y obviamente trabajamos con el Poder Judicial… En todo caso que promuevan una reforma al 115 Constitucional, por eso decimos que la reforma (de Carlos Leal) no tiene razón de ser.”

También las bancadas del PT, PVEM, Independiente Progresista y Nueva Alianza se han pronunciado en contra de las reformas.