Durante parte del 2020 el comercio de autos en México estuvo con importantes caídas, sobre todo en ciertos meses en virtud de las restricciones por el coronavirus. Pero con la reactivación que se está produciendo en este 2021, se puede ver que con el paso de los días la tendencia alcista en ventas continúa. Si bien actualmente no se plantean los mejores escenarios, se espera que el año finalice con incrementos exponenciales en cantidad de operaciones. Algunos de los datos más importantes los vamos a mencionar en los próximos párrafos, a los fines de comprender cuál es la real situación que atraviesa esta situación.

Lenta recuperación: las cifras actuales

Casi 86 mil vehículos se vendieron en México en el mes de mayo pasado, lo que representa un crecimiento en las operaciones de un 2.5%: estos datos surgen de los estudios que fueron realizados por el INEGI. Si bien se trata de cifras esperanzadoras, se trata del segundo mes con menos ventas en los últimos años, claro que por encima de los números más bajos que se registraron durante la crisis del 2012, en donde se habían vendido un poco más de 80 mil automóviles. Más allá de esto, desde el primer mes del 2021 hasta el último mayo, se comercializaron en el país más de 428 mil autos, un incremento del 15% de manera estimada.

En base a estos datos que antes destacamos, directamente desde la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) indicaron que en términos generales se puede decir que se cumplió con la expectativa, por esta leve suba en las ventas, pero claro que remarcaron que lejos están las cifras de años anteriores o inclusive de los meses anteriores a la pandemia. De hecho, en mayo del 2021 hubo más del 100% en crecimiento si se compara con igual mes pero del 2020. Por demás está decir que eso se debe a que el año pasado estuvo vigente la “Jornada de Sana Distancia”, por lo que las agencias permanecieron sin poder abrir sus puertas.

Proyección anual: con datos esperanzadores

Con la recuperación económica que se espera que suceda en México, las automotrices esperan que tenga un importante repunte en las ventas para los próximos meses. Esperan que el mercado interno pueda tener un avance que sea relativamente moderado, y finalice así el 2021 con ventas por más de un millón de unidades, lo que marcaría un crecimiento interanual cercano al 11%.

Claro que para esto pueda ser así, son varios los factores que se deben conjugar. Por un lado, tiene efectivamente que la economía retomar el ritmo que tenía antes de que suceda la pandemia del coronavirus. Por otro lado, tiene que haber una estabilidad en cuanto a los precios, debido a que muchos potenciales compradores indicaron que están esperando definir una operación hasta tanto haya menos volatilidad. Y finalmente, hay obstáculos operacionales, que a continuación los vamos a mencionar.

Problemas que se presentan: los obstáculos para el crecimiento

Desde AMDA señalaron que uno de los primeros problemas que se presenta para el sector, en lo que tiene que ver con la producción de las unidades, es la poca disponibilidad que hay por el momento de semiconductores. Si bien eso es algo que afecta a todas las automotrices a nivel mundial, México no queda exento. Y por otro lado, un segundo problema que afecta a la venta de autos son los precios: está presente una inflación inesperada actualmente que, en el último mes, fue de aproximadamente un 6%, pero también está la suba en los precios de los vehículos, que fue más alta en porcentajes, debido a que alcanzó incrementos de más del 9%.

Marcas en recuperación: la situación en porcentajes

Las marcas en el país comenzaron el 2021 con muy buenas expectativas y de a poco parece que ellas se van cumpliendo. Por ejemplo, de acuerdo a informes que realizó Nissan, que es líder en México en ventas, anunció que sus ventas en el mes de mayo tuvieron importantes aumentos, en casi un 96%. Otro caso es el de la alemana Volkswagen, que subió ventas por casi 177% o también la estadounidense General Motors, que registró alzas por casi 110%.

En virtud de aquellas estadísticas que se van realizando de forma mensual, el panorama de participación de cada marca podría quedar establecido de la siguiente manera: Nissan un poco más del 21%, General Motors con casi un 15%, Grupo Volkswagen con un 13.3%, Toyota con 8.4% KIA con aproximado del 8%, y finalmente el Grupo Stellantis, representa el 6.5% del total de ventas de unidades en la actualidad.

Protección patrimonial: la importancia de una cobertura

Claro que para muchos mexicanos comprar un vehículo se trata de una inversión muy importante, por la erogación de dinero que hay que realizar. Pero también es una inversión conocer alternativas de seguros de auto, más aún cuando las estadísticas muestran un estimado que de cada 10 autos que circulan, 7 no cuentan con cobertura alguna. Si bien es obligatorio tener por lo menos una póliza de responsabilidad, muchas personas no lo contratan, debido a que entienden que es un gasto innecesario, que realmente no merece la pena.

Si bien se viven momentos complicados desde el punto de vista económico, sobre todo por pérdidas de empleos y caída de ingresos, los conductores realmente deben tener la importancia que tiene estar asegurado, indican desde la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros. Contratar una póliza puede resultar una inversión, y más aún cuando puedan ocurrir siniestros o inconvenientes similares.

Para finalizar, expresar que de cumplirse las expectativas del Banco de México, el Producto Interno Bruto (PIB) podría expandirse por lo menos en un casi 6%. Claro que esto sería algo muy auspicioso para sectores como el automotriz o el de seguros, debido a que ambos tuvieron pérdidas financieras muy relevantes durante gran parte del 2020, por motivos más que conocidos relacionados con el Covid 19. Sólo para finales del presente año se podrán tener conclusiones claro, pero con un trabajo mancomunado entre el sector público y privado, muy probablemente se puedan alcanzar los objetivos.