El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) autorizó el financiamiento para el Tramo 4 del Tren Maya que se construye al sur de México y es uno de los proyectos prioritarios de la actual administración. Al tramo que irá de Izamal a Cancún se le autorizaron 2 mil 700 millones de pesos para su construcción.

El proyecto del Tren Maya tiene una extensión de 244 km y se ubicará en los estados de Quintana Roo y Yucatán. A través de un comunicado, se informó que el crédito se otorgó en las mejores condiciones de mercado.

Asimismo, se indicó que el esquema financiero tendrá como fuente de pago un contrato de obra pública celebrado por el contratista del Tramo 4 con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Además, Banobras informó que se trabaja para lograr tener concluido el proyecto en tiempo y forma para alcanzar las metas programadas en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Con la obra impulsada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, se pretende detonar la economía al sureste del país. Aunque hay todavía disidencia, se asegura que impulsará la comunicación, el turismo y el transporte en dicha región. Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), el proyecto mejorará la calidad de vida de millones de habitantes de esta zona.

Además, se busca vincular este proyecto con otros, como “Sembrando Vida”, para plantar árboles frutales y maderables.