El Partido Revolución Democrática en Nuevo León confirmó que presentó ante Tribunal Estatal Electoral una demanda de Juicio de Inconformidad en contra de la elección para gobernador, en la cual resultó ganador Samuel García Sepúlveda.

De acuerdo al ente político, en la demanda se hacen distintos planteamientos jurídicos respecto de irregularidades observadas durante la campaña electoral, así como durante el periodo de veda y la jornada electoral.

“Las irregularidades señaladas son relativas a violaciones a la normatividad en materia de fiscalización, el presunto rebase de tope de gastos de campaña, la violencia política por razón de género en la propaganda electoral, así como la trasgresión al principio de equidad en la contienda por llamar al voto durante el periodo que comprende la veda y la jornada electoral, todas las anteriores respecto del candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura.”

Adicionalmente se señala la reiterada intervención del Presidente de la República en la elección de Nuevo León, en perjuicio de los principios constitucionales de legalidad, imparcialidad, independencia y equidad.

“Respecto de este proceso judicial, cabe señalar que es una acción que el partido realiza al detectar actos alejados a derecho con fines como el de hacer los planteamientos jurídicos necesarios para que las autoridades judiciales interpreten y apliquen las normas, generando con ello criterios que doten de mayor certeza al proceso democrático electoral.”

En la demanda, como efecto de lo que se considera irregular, se solicita la nulidad de la elección por ser esa la consecuencia jurídica que se encuentra legislada para los actos señalados.

Algunos de los planteamientos de la demanda son un seguimiento a procesos que se encuentran ya abiertos desde hace tiempo, como es el caso de la materia de fiscalización que se tramita ante el Instituto Nacional Electoral, por lo que resultaría incongruente no hacer el señalamiento en esta etapa que resulta oportuno.