Por mayoría, el Congreso del Estado aprobó este miércoles a la paraestatal Agua y Drenaje de Monterrey un endeudamiento por mil 250 millones de pesos para la construcción de la Presa Libertad en Linares Nuevo León. Al momento de someter a votación el dictamen, este obtuvo 36 votos a favor, cero en contra y cuatro abstenciones.

Los diputados que decidieron abstenerse fueron la diputada del Partido Verde, Ivonne Bustos Paredes, la morenista Mirna Saldívar Villalobos, y los legisladores de Movimiento Ciudadano Tabita Ortiz y Horacio Tijerina.

Con la aprobación, el gobierno del estado tendrá los recursos para seguir llevando a cabo la construcción de esta importante obra que permitirá el abastecimiento de agua potable al área conurbada de la zona metropolitana de Monterrey.

Ahora Agua y Drenaje de Monterrey podrá celebrar durante el 2021 y 2021 una o más operaciones de crédito. Sin embargo, los legisladores fueron claros al señalar que el endeudamiento lo deberá de cubrir la paraestatal con recursos propios.

“Será para la adquisición de mobiliario y equipo para su operación, así como el pago de los estudios previos o preliminares, adquisición de terrenos, proyectos, asesorías en materia financiera, jurídica, ambiental y gastos vinculados a dicha obra, así como las acciones de inversión complementarias conforme a los rubros que correspondan a la legal definición de inversión pública productiva y conforme al programa de inversión que autorice el Consejo de Administración de SADM”.

Se aprobó también que el pago del financiamiento será a un plazo de 25 años contados a partir de la fecha de la celebración. Y la dependencia de AYD tendrá la obligación de incluir en su presupuesto de egresos las partidas, así como los montos necesarios para el servicio de la deuda adquirida, los gastos y costos directamente a la misma.

“Se autoriza que la disposición de los financiamientos autorizados se realice durante los ejercicios fiscales 2021 y 2022 conforme a las necesidades de disponibilidad de recursos a efecto de cumplir con la normatividad en materia de presupuesto y control del gasto, en cuyo caso, la diferencia entre los rendimientos percibidos y pagados por disposiciones anticipadas a la ejecución de las obras serán considerados costos asociados al financiamiento”, determina el dictamen.

El Gobierno del Estado señaló que la presa actualmente se construye con aportaciones federales a través de la Conagua y del Fonadin con registro ante Hacienda Federal “bajo la clave 53458/1716B000070, y estatales, por conducto de SADM, financiadas con recursos extraordinarios derivados del ejercicio parcial de la autorización otorgada por el Congreso mediante el decreto 149 publicado el 15 de julio de 2019 en el Periódico Oficial.”

De acuerdo con el Gobierno del Estado, la presa Libertad registra un avance del 42 por ciento, por lo que de aquí a diciembre avanzaría un ocho por ciento para llegar al 50 y se concluirá en agosto de 2023.