A los falsos escoltas se les aseguraron dos pistolas, un fusil y chalecos antibalas, entre otros artefactos de uso exclusivo del Ejército mexicano

Una intensa movilización policiaca se registró en el municipio de Apodaca, cuando hombres armados cerraron el paso a una unidad de la policía preventiva para ayudar a escapar otra camioneta que iban custodiando.

Los implicados se hicieron pasar como escoltas de un funcionario de San Pedro, lo cual fue descartado horas después.

Por lo que se sospecha que en la otra camioneta que estaba blindada, viajaba algún líder delictivo importante.

A los falsos escoltas se les aseguraron dos pistolas, un fusil y chalecos antibalas, entre otros artefactos de uso exclusivo del Ejército mexicano.

Entre las armas aseguradas se encuentran una pistola calibre .40, otra calibre .45 y un rifle AR-15 calibre .223.

También 8 cargadores para las armas y 2 chalecos antibalas, similares a los que usan los soldados y un par de radiofrecuencias.

La detención se realizó alrededor de las 18:15 horas en el cruce de las calles E Sexta y S-2, en Metroplex, primer sector.

Identificándose los ahora detenidos como, Braulio, de 44 años, y Roberto, de 50, aunque no se descarta que haya proporcionados datos falsos.

Al momento de los hechos, los pistoleros se desplazaban a bordo de una camioneta Chevrolet Tahoe negra.

Mientras que la camioneta que emprendió la huida era una Chevrolet Suburban blanca, la cual no portaba placas de circulación.

Los oficiales mencionaron que les marcaron el alto a los conductores de las camionetas para hacer una revisión de rutina.

Pero los conductores de las camionetas continuaron circulando y a unos metros el chofer de la Tahoe la atravesó para impedir que pudieran interceptar la Suburban.

Los sospechosos, al no comprobar su porte de armas, fueron puestos a disposición de un Ministerio Público.