Con una nutrida participación y luego de 15 meses de haber estado suspendido, este domingo regresó San Pedro de Pinta.

Con una nutrida participación y luego de 15 meses de haber estado suspendido, este domingo regresó San Pedro de Pinta.

Y como era de esperarse, la gente volvió a salir a las calles para tener un paseo acompañado de sus familias.

Las Calzadas San Pedro y Del Valle fueron cerradas a la circulación, para que la gente pudiera tener este espacio de convivencia.

El existo fue tan rotundo, que Miguel Treviño de Hoyos, alcalde de ese municipio dijo que la asistencia fue de 5 mil sampetrinos.

“Este domingo, el municipio de San Pedro de Pinta tuvo poco más de 5 mil visitantes con el programa San Pedro de Pinta y el sábado con el programa San Pedro de Rol tuvimos unos 3 mil”.

Cabe destacar que las acciones se llevaron a cabo siempre respetando la sana distancia, y para cumplir con las medidas sanitarias, las autoridades instalaron estaciones de control y la circulación estuvo controlada.

El mercado ubicado sobre Calzada San Pedro lució con filtros para la aplicación de gel antibacterial y medición de temperatura.

Las familias que acudieron al evento pudieron disfrutaron de las caminatas, paseos en bicicleta y patines, entre otras muchas otras actividades.

La Calzada Del Valle volvió a vivir sus mejores tiempos ya que la respuesta de la gente fue mucha, quizás ya cansada de tanto encierro, sin embargo, pese a la nutrida concurrencia, se mantuvo una sana distancia.

Esta sana distancia originó que varias personas optaran por quitarse los cubrebocas, aunque letreros colocados por el Municipio invitaban a usarlos.

Durante el recorrido a lo largo y ancho de las calzadas, se pudo observar a cientos de personas quienes portaban sus cubrebocas.

“Ya hacía falta este tipo de eventos, la familia ya estaba cansada de puro encierro, pues desde el Covid-19 nos mantuvimos encerrados”.

“Cuando les dije a mis niños de esto, todos se pusieron tan contentos, solo por el hecho de salir un poco a la calle, claro siempre respetando aun las medidas protocolarias implementadas por las autoridades”, aseveró Patricia Andrade.

Durante cinco horas, los habitantes del municipio de San Pedro pudieron disfrutar de un domingo diferentes después de más de un año.