Francia abre una investigación a marcas como Skechers y Zara, por los delitos de trabajo forzado y crímenes contra la humanidad

La Fiscalía Nacional Antiterrorista francesa (Pnat) ha comenzado una investigación por “encubrimiento de crímenes contra la humanidad” contra marcas como Inditex.

Entre las marcas que han sido señaladas por la Fiscalía Nacional Antiterrorista de“encubrir trabajo forzado y crímenes de lesa humanidad”, se encuentran

  • Inditex: Zara, Massimo Dutti, entre otros.
  • Uniqlo Francia.
  • SMCP (Maje, Sandro)
  • Grupo japonés Fast Retailing.
  • El fabricante de zapatos deportivos Skechers

Mismas marcas que han sido señaladas por presuntamente haberse beneficiado del trabajo forzado de los uigures en China, quienes forman parte de las minorías en la región china de Xinjiang.

La investigación fue abierta en Francia a raíz de una denuncia presentada en abril diversos asociaciones y colectivos como:

  • Asociación anticorrupción Sherpa.
  • Colectivo Ethique sur l”étiquette (Ética en la etiqueta).
  • Instituto uigur de Europa (IODE).
  • Así como una persona representante de la minoría musulmana que estuvo internada en un campo de trabajo en la provincia de Xinjiang.

Esta denuncia forma parte de una serie de iniciativas lanzadas en todo el mundo por defensores de derechos humanos a favor de los uigures.

Estados Unidos señala de genocidio a Pekín por trabajos forzados

La denuncia presentada por la fiscalía Nacional Antiterrorista francesa, ha sido objeto de una confrontación cada vez más acalorada entre Occidente y China.

Países como Estados Unidos, señalan de genocidio a Pekín por haber internado desde 2017 a más de un millón de uigures en centros de reeducación política.

Centros que Pekín ha intentado disfrazar de “centros de formación profesional” destinados a distanciar a los uigures del islamismo.

Sin embargo, Estados Unidos se basaprincipalmente en un informe publicado en marzo de 2020 por la oenegé australiana ASPI (Australian Strategic Policy Institute).

En donde se alertaba sobre la presencia de miles de uigures en campos en China, quienes eran sometidos a trabajos forzados, sobre todo en los campos de cultivo de algodón.