La ejecución ocurrió alrededor de las 19:00 horas en el cruce de las Calles Hospital Santa Fe y Doctor James Dewey, en la Colonia San Blas

Una mujer fue ejecutada de dos balazos en la cabeza cuando se encontraba adentro de una tienda de abarrotes, los sicarios escaparon del lugar en una motocicleta, en García.

La ejecución ocurrió alrededor de las 19:00 horas en el cruce de las Calles Hospital Santa Fe y Doctor James Dewey, en la Colonia San Blas.

Al lugar arribaron elementos de Protección Civil municipal, quienes al revisar a la mujer sólo confirmaron que ya no presentaba signos de vida y dieron aviso a las autoridades.

La femenina fue identificada como Dorila Boquín Velázquez, de 57 años de edad, quien de acuerdo con la fuente presentaba dos impactos de arma de fuego en la cabeza.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones con destacamento en García y del grupo de homicidios acudieron al lugar de la ejecución e iniciaron las pesquisas necesarias.

La fuente señaló que al menos dos sujetos vestidos de negro entraron a la casa y se dirigieron hasta donde se encontraba la mujer, al tenerla de frente uno de ellos este accionó su arma y le ocasionó la muerte.

Peritos de la Fiscalía General de Justicia, llegaron a la escena del crimen donde estuvieron recogiendo evidencias, entre ellas casquillos de arma corta.

LOCALIZAN ENCOBIJADO

El cuerpo de un hombre con huellas de tortura y “encobijado”, fue localizado al interior de una casa abandonada, al oriente de la ciudad.

Los hechos fueron reportados a las 02:00 horas sobre la calle Privada Granada, en la Colonia Moderna, lugar al que acudieron elementos policíacos.

Al momento de llegar y percatarse de una persona envuelta en una cobija, pidieron el apoyo a socorristas, quienes se percataron que ya no contaba con signos vitales.

Una fuente allegada a los hechos mencionó que, los policías fueron avisados por vecinos que se percataron que varios sujetos cargaban un “bulto” envuelto en una cobija.

Indicaron que los hombres abandonaron el cadáver y después se dieron a la fuga con rumbo desconocido hasta el momento para las autoridades.

Agentes de la policía Ministerial, llegaron hasta la casa abandonada donde fue localizado el cuerpo del hombre con huellas de tortura.

Los efectivos ministeriales interrogaron a vecinos sobre lo acontecido durante la madrugada del sábado, para tratar de establecer si la víctima habitaba en el sector o fue traído de otro lugar y abandonaron el cuerpo ahí.