La Unicef se dijo “alarmado por la terrible situación humanitaria de los niños y sus familias en Haití”, el 46% de la población en situación de inseguridad alimentaria

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que Haití vive “la peor crisis humanitaria de los últimos años” y la infancia la sufre con rudeza.

Crecen las malas condiciones para la niñez

El organismo internacional señaló que crece la malnutrición en los niños, muchos de los cuales dependen de una ayuda cuya llegada está en vilo por la violencia que desatan pandillas armadas en las zonas más vulnerables.

“Nos preocupa bastante la situación humanitaria en Haití, que no es nueva”, pero que “se sigue deteriorando” rápidamente e impacta con fuerza a los niños y las mujeres, dijo a EFE Laurent Duvillier, jefe regional de Comunicaciones de Unicef.

La situación en Haití, el país más pobre de América, era compleja ya antes de la pandemia, que ha venido a agudizar “aún más las necesidades humanitarias de las personas, que perdieron sus trabajos, y de niños que perdieron acceso a las cantinas escolares, a los alimentos”, explicó el portavoz.

Violencia no cesa

Asimismo dijo que Puerto Príncipe y otras zonas de Haití llevan meses azotadas por la violencia de pandillas armadas que pugnan por el control territorial.

“Al menos 15 mil personas se encuentran hoy en día desplazadas forzadas debido a la violencia de las pandillas en las calles de Puerto Príncipe. Y esta cifra sigue aumentando cada día”, dijo Duvillier.

La violencia no había cesado pese al estado de sitio declarado el pasado miércoles, horas después del asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, a manos de un comando armado.

El jueves “seguían enfrentamientos en algunas calles del barrio de Martissant” en la capital haitiana, una de las zonas en la que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia o Unicef entrega ayuda humanitaria, relató Duvillier.

Inseguridad alimentaria

Unicef se dijo “alarmado por la terrible situación humanitaria de los niños y sus familias en Haití”, donde el 46 por ciento de la población está en situación de inseguridad alimentaria según las cifras oficiales.

Solo durante los primeros tres meses de este año, el número de ingresos de niños y niñas con desnutrición aguda grave en los centros de salud ha aumentado un 26 por ciento en comparación con el 2020, dijo el organismo de la ONU.

Uno de cada tres niños y niñas en Haití necesita ayuda humanitaria debido a la violencia y la pandemia, pero la inseguridad causada por las pandillas dificulta la distribución de artículos esenciales como vacunas, jeringuillas, medicinas y alimentos terapéuticos.

Unicef indicó que el aumento de la violencia tiene lugar en medio del alza gradual de casos de Covid-19 en Haití, donde hasta finales de junio se habían reportado más de 18 mil 500 casos y 425 muertes.