Un hombre fue asesinado a cuchilladas por un amigo con el que se embriagaba en una casa en Santa Catarina, minutos después el presunto homicida se entregó a las autoridades municipales.

Los hechos ocurrieron a las 15:25 horas en la casa marcada con el número 212 de la calle Uno, entre calles Dos y Tres de la Colonia Infonavit La Huasteca tercer sector.

Al lugar de los hechos violentos acudieron elementos de Protección Civil municipal, quienes al revisar a la persona constataron que ya no contaba con signos de vida.

El hombre que fue asesinado de varias heridas por arma blanca no fue identificado en el lugar, era de 25 a 30 años de edad, vestía pantalón negro, playera azul con blanco y rojo.

Mientras que el presunto responsable fue identificado como José Armando, quien después de la riña que sostuvo con su amigo, decidió entregarse a las autoridades.

De acuerdo con una fuente allegada a los hechos, la tarde de ayer martes el ahora occiso y José Armando se encontraban embriagándose en el domicilio antes mencionado.

Momentos después y sin dar detalles los dos amigos sostuvieron una acalorada discusión, de los gritos llegaron a los golpes y luego uno de ellos tomó un cuchillo.

La fuente mencionó que durante la riña ambos hombres resultaron lesionados por arma blanca y a golpes, uno de ellos quedó sin vida en el domicilio.

José Armando salió de la casa ensangrentado y subió a un vehículo color negro de la marca Hyundai Sonata, dirigiéndose a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Santa Catarina.

Al momento de descender y entrar a la corporación policíaca, fue custodiado por los policías a quienes les narró los hechos ocurridos minutos antes en el domicilio de la Colonia Infonavit La Huasteca.

Los uniformados al obtener la información se dirigieron de manera inmediata al lugar de la gresca, donde corroboraron lo dicho por el ahora detenido.

Agentes de la Policía Ministerial acudieron al lugar del crimen, así como elementos del departamento de servicios periciales de la Fiscalía General de Justicia.

Los peritos observaron el cadáver del hombre al interior del domicilio e iniciaron con el levantamiento de evidencias, percatándose que algunas paredes y el piso estaban manchados de sangre.