La tormenta solar que comenzó a inicios de julio podría generar un apagón en las comunicaciones y las redes eléctricas, advierte la NASA

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, mejor conocida por sus siglas en inglés NASA, advirtió los efectos que producirá la tormenta solar.

La tormenta solar dio inicio el pasado 3 de julio y fue dada a conocer por la NASA para identificar los efectos de este fenómeno sobre la Tierra.

El registro de la llamarada solar se dio tras reconocer una explosión de radiación proveniente de la liberación de energía del campo magnético del Sol.

La NASA explica la importancia del monitoreo del clima espacial

La tormenta solar podría alcanzar su punto más cercano a la tierra, con una velocidad de 1.6 millones de kilómetros por hora, sin embargo, este dato podría aumentar.

Asimismo, la NASA explica que el clima espacial podría afectar a nuestro planeta debido a la suma de tormentas geomagnéticas y solares que se presentan.

La NASA enlista que las tormentas solares podrían afectar, entre ellas están la aviación, las redes eléctricas, sistemas de comunicaciones y la exploración espacial.

El Centro de Predicción del Clima Espacial señala que las tormentas solares ocurren en la atmósfera exterior de la Tierra y son provocadas por las perturbaciones solares.

Varias actividades podrían verse afectadas por el clima espacial 

¿Qué provocaría el apagón en la Tierra?

El mismo organismo señala que las redes eléctricas pueden verse afectadas por el clima espacial.

“Los componentes de la atmósfera incluyen iones cargados positivamente y electrones cargados negativamente que se mueven en una miríada de formas complicadas”

Por otra parte las tormentas solares podrían generar impactos en las corrientes y voltajes que se encuentran en la Tierra.

“Esto significa que un sistema que está cerca de los niveles máximos de demanda antes de una tormenta geomagnética, puede no ser capaz de satisfacer la demanda total de energía lo que lleva a apagones parciales o en todo el sistema”. 

Debido a los cambios en los campos magnéticos, los sistemas como GPS, redes telefónicas y corrientes eléctricas podrían verse afectadas según la NASA.

Los campos magnéticos se ven afectados por las tormentas solares