Diana Bracho tiene claro cómo desea morir, y ya firmó un documento para que se cumpla su voluntad.

Diana Bracho reveló que ya tiene listos varios aspectos y documentos legales para el momento de su muerte, tales como la firma de su voluntad anticipada.

Y es que, según confesó Diana Bracho, su deseo es esperar el momento natural en el que su cuerpo decida apagarse para “morir con dignidad”.

“No quiero que me resuciten”, pide Diana Bracho sobre el día de su muerte

En entrevista para el programa ‘Hoy’, Diana Bracho fue cuestionada sobre la herencia que dejará a sus hijos escrita en un testamento.

Esto, luego de que uno de sus colegas, Rafael Inclán, hiciera fuertes revelaciones sobre sus nulos ahorros y herencias.

Al respecto, Diana Bracho aseguró que ella sí tiene un testamento -escrito desde el año 2011- dirigido a su familia.

Asimismo, la famosa reveló que además del documento legal de bienes, también cuenta con la firma de su voluntad anticipada.

Toda vez que no desea que la resuciten ni que alarguen su vida en caso de enfermar. Este documento solo es válido en la capital del país.

“Al día siguiente que mi marido murió, hice mi testamento y firmé el acuerdo para que no te revivan (…), un documento legal en la Ciudad de México. Tú firmas donde dices que no quieres que te resuciten, que no quieres que te den ningún apoyo cuando tengas una enfermedad terminal.”

DIANA BRACHO
DIANA BRACHO (MARCELO PALACIOS / CUARTOSCURO)

De acuerdo con Diana Bracho, firmar una voluntad anticipada es una “liberación para la familia” y “el mejor regalo que puede darse a un ser querido” para que tenga una muerte digna.

“Liberas a tu familia de la presión de: ‘¡Ay, yo voy a salvar a mi mamá!, ¿Cómo la voy a desconectar?. Yo creo que el mejor regalo que le podemos dar a un ser querido es ayudarlo a morir con dignidad.”

DIANA BRACHO

¿Qué es la voluntad anticipada?

El Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, describe la voluntad anticipada como “el derecho de una persona a una muerte digna y planificada”.

Es decir, este documento deja en claro cuál es la última decisión de la persona antes de morir:

Si desea tratamientos médicos que prolonguen su vida, o si prefiere respetar el momento natural -y digno- de la muerte.

Así lo enuncia el artículo 1 de la Ley de Voluntad Anticipada para la CDMX:

“La decisión que toma una persona de ser sometida o no a medios, tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar su vida cuando se encuentre en etapa terminal y, por razones médicas, sea imposible mantenerla de forma natural, protegiendo en todo momento la dignidad de la persona.”

LEY DE VOLUNTAD ANTICIPADA PARA LA CDMX

Imagen: DIANA BRACHO (ISAAC ESQUIVEL / CUARTOSCURO)