Por: Javier Treviño

Ken Salazar será el próximo embajador de Estados Unidos en México.

Será un reto extraordinario para este experimentado político del partido demócrata. Ken Salazar será el hombre de Joe Biden en México, con todo lo que eso significa.

¿Cuál es la función de un diplomático estadounidense en México?

Ya sea que envíe notas diplomáticas, se reúna con altos funcionarios de la 4T, negocie un acuerdo, asista a una cena oficial o tramite una visa para un viajero a los Estados Unidos, siempre tendrá la misma misión: representar los intereses y las políticas de los Estados Unidos.

Las responsabilidades de los diplomáticos son inmensamente variadas. Un embajador de Estados Unidos es el representante, de más alto rango, del presidente Joe Biden ante una nación. Para ser eficaz, necesita las características de un extraordinario líder, un buen administrador, un gran negociador y un personaje respetado. Un papel clave de un embajador es coordinar las actividades de los oficiales del servicio exterior de carrera y el personal que sirve a su cargo, pero también de los representantes de otras agencias estadounidenses en el país. No es tarea sencilla. La política burocrática rebasa muchos límites.

En México hay funcionarios de más de 20 agencias federales que trabajan en conjunto con el personal de la embajada.

Los colaboradores directos del Embajador están organizados, entre otras, en las secciones política, económica, de gestión, diplomacia pública, asuntos consulares. Cada área requiere experiencia y sensibilidad.

Ken Salazar compareció ayer ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense. Le fue bien. Dijo, orgulloso, que su historia está profundamente arraigada en México y Estados Unidos:

“Mis antepasados vinieron de México y España a principios del siglo XVII y se establecieron a lo largo de las orillas del Río Grande del Norte cerca de Santa Fe, Nuevo México. Tras el final de la guerra entre México y Estados Unidos, emigraron al norte y establecieron el asentamiento de Los Rincones en el Valle de San Luis. Hoy en día, todavía cultivamos las mismas tierras a lo largo de los afluentes del Río Grande”.

KEN SALAZAR, PRÓXIMO EMBAJADOR DE ESTADOS UNIDOS EN MÉXICO.

Un embajador debe estar orgulloso de su herencia.

Ken Salazar lo está. Su padre fue soldado en la Segunda Guerra Mundial y su madre ayudó a abrir el Pentágono, como funcionaria pública.

“Después de la guerra, regresaron a casa. En casa, nuestra lengua materna era el español. Éramos pobres y trabajábamos en el campo y en casa junto a nuestros padres. Nos enseñaron a tener grandes sueños y los valores eternos de la fe, el trabajo duro y la educación”, dijo Salazar.

KEN SALAZAR, PRÓXIMO EMBAJADOR DE ESTADOS UNIDOS EN MÉXICO.

Tanto él, como sus siete hermanos, se convirtieron en graduados universitarios de primera generación.

Ken Salazar se comprometió ante los senadores a trabajar incansablemente para promover los intereses de Estados Unidos y fortalecer los lazos comunes entre Estados Unidos y México. Reconoció los enormes y difíciles desafíos que le esperan. Pero mostró optimismo sobre las oportunidades que se avecinan para nuestras dos naciones.

Es muy interesante conocer la visión de la relación bilateral en las propias palabras de Ken Salazar : “en mi opinión, es hora de crear un cambio transformador en la relación México-Estados Unidos, marcando el comienzo de una nueva era de asociación con nuestro vecino del sur”.

¿Qué debe lograr esta “asociación?

1) Abordar el empleo y las oportunidades económicas para la gente de los Estados Unidos y México a través del comercio, la infraestructura, el turismo y la inversión.

2) Asegurar nuestras fronteras compartidas y crear un marco ordenado, seguro y humano para la migración.

3) Identificar asociaciones que aborden el flagelo de la violencia y respeten el estado de derecho.

4) Participar en una transformación de la sostenibilidad global para un planeta viable, respetando la soberanía de ambas naciones.

Ken Salazar fue Senador por Colorado, Secretario del Interior en la administración de Barack Obama y Fiscal General de Colorado. Como exlegislador, Ken Salazar sabe que necesitará estar cerca del Congreso:

“Si se confirma mi nombramiento, buscaré el asesoramiento y la orientación de este Comité y sus miembros, en mi servicio a los Estados Unidos. Espero trabajar con el presidente Biden, la vicepresidenta Harris y el Congreso de los Estados Unidos para promover los intereses de los Estados Unidos en México”.

KEN SALAZAR, PRÓXIMO EMBAJADOR DE ESTADOS UNIDOS EN MÉXICO.

Dependerá de AMLO y su equipo que el embajador Ken Salazar tenga éxito.

Lo dijo ayer: “espero trabajar con el gobierno mexicano para promover nuestros intereses compartidos en México y aquí en los Estados Unidos”.

En la audiencia, fue cuidadoso al abordar los temas espinosos:

“Temas como el de seguridad no se pueden enfrentar sin el trabajo conjunto del gobierno de México, ya que compartimos esa responsabilidad en ambos lados de la frontera”.

KEN SALAZAR, PRÓXIMO EMBAJADOR DE ESTADOS UNIDOS EN MÉXICO.

Tendrá una tarea enorme en migración, comercio, tráfico de drogas, personas, armas, asuntos de democracia, derechos humanos y laborales.

Ken Salazar destacó que Joe Biden es un presidente preocupado e interesado en la relación con México, ya que la unidad de las naciones está implicada por la geografía y herencia cultural. Los senadores le preguntaron cómo abordar los temas difíciles de estado de derecho. La respuesta fue cuidadosa: “con un dialogo de alto nivel”.

Presidido por Bob Menéndez, senador demócrata por el estado de Nueva Jersey, el comité no interpuso mayor problema para la confirmación de Ken Salazar cuya votación podría llevarse a cabo en los próximos días. Luego pasaría a consideración del pleno del Senado. Sin embargo, el camino no será fácil. El senador republicano Ted Cruz, de Texas, va a intentar impedir que los nominados a puestos de embajador y otros altos cargos del Departamento de Estado sean confirmados.

Cruz está tratando de presionar a la administración Biden sobre el oleoducto Nord Stream 2 de Rusia. Las presiones políticas son enormes. Después de seis meses de la toma de posesión de Joe Biden, sólo seis candidatos del Departamento de Estado han sido confirmados en el Senado. Hay 60 nominados que llevan meses esperando confirmación.

El estancamiento en el poder legislativo también está contribuyendo a una creciente sensación de frustración y desconfianza entre los líderes de política exterior en el Congreso. El problema es que el Senado entrará en receso en agosto. Si los nominados no obtienen los votos antes de que los senadores se vayan a sus vacaciones de verano, es poco probable que alguno de ellos pueda comenzar a trabajar hasta algún momento del otoño. Así que podrá ocurrir cualquier cosa si no se toman medidas en las próximas semanas.

Y sólo para que entendamos mejor los alcances de la política interna estadounidense, veamos una pequeña muestra de ello: Sean Rankin, Director Ejecutivo de la Asociación de Procuradores Generales Demócratas (DAGA) emitió la siguiente declaración:

“Durante este tiempo de gran trascendencia en la relación entre Estados Unidos y México, no hay nadie mejor calificado para representar los intereses de Estados Unidos con México que el exsecretario del Interior Ken Salazar”.

SEAN RANKIN, DIR. EJECUTIVO DE LA ASOCIACIÓN DE PROCURADORES GENERALES DEMÓCRATAS.

“Habiendo trabajado con Ken a lo largo de los años, lo conozco como un líder probado para los habitantes de Colorado y todos los estadounidenses. Un ranchero de quinta generación, con un profundo conocimiento de los mercados agrícolas y de recursos naturales, la historia personal de Ken contribuye a su estilo de diplomacia, que trasciende las líneas partidarias para unir a las personas”.

SEAN RANKIN, DIR. EJECUTIVO DE LA ASOCIACIÓN DE PROCURADORES GENERALES DEMÓCRATAS.

“Ken se involucró con éxito a través de las fronteras estatales y nacionales para establecer un programa de extradición con México y trabajó en colaboración con un gobernador republicano y legisladores estatales para proteger los recursos hídricos y tierras públicas del estado”.

SEAN RANKIN, DIR. EJECUTIVO DE LA ASOCIACIÓN DE PROCURADORES GENERALES DEMÓCRATAS.

La coalición bipartidista de 30 fiscales generales instó, en una carta, a la aprobación inmediata de la nominación de Ken Salazar.

Mi Twitter: @javier_trevino

Imagen: KEN SALAZAR (AP)