Por el bien del medio ambiente, la calidad del aire y de la salud de los habitantes de Nuevo León, es necesario que desde el Estado existan políticas ecológicas en el cuidado y monitoreo de partículas contaminantes, reveló Alfonso Martínez, Director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire de Monterrey.  

El ambientalista y líder social anunció esta semana que el tan mencionado «polvo del Sahara» sigue presente en la atmosfera, que aunque prácticamente no es visible, su estragos sí lo son en daño directo al medio ambiente.   

Y es que para el Director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire de Monterrey el polvo elevaría las concentraciones de partículas.  

«Se elevan sobre todo las concentraciones de partículas PM2.5 y PM10 y bueno, puede tener efectos negativos», explicó.    

Dijo que año se presenta el fenómeno natural debido al movimiento de polvo en el desierto de África, los cuales atraviesan el Océano Atlántico.   

Se trata de una nube de polvo que, en ocasiones, se desplaza a América Central y Sur, mientras que en otras oportunidades pasa por Estados Unidos y México.  

«La concentración que se está moviendo y que está llegando, varía. En ocasiones la nube de polvo es más densa», agregó Martínez Muñoz.  

De esta manera, puede crear efectos negativos en las vías respiratorias de personas sensibles o que ya padezcan de alguna enfermedad.  

La temporada de huracanes también se puede reducir cuando el polvo está viajando por el Océano Atlántico y también se da una afectación a la temperatura cuando la densidad es alta.  

Es así que la  Secretaría de Desarrollo Sustentable debe de mantener activa la fase de alerta por contingencia atmosférica a causa de la llegada de este polvo a Monterrey.  

«Se han dado incrementos de partículas PM10 que posicionaron la situación ambiental como «extremadamente mala» de acuerdo al índice de aire y salud.  

Martínez Muñoz dijo que apenas el domingo pasado, el «polvo de Sahara» provocó un incremento en los niveles de contaminación por partículas PM 2.5