Dinamarca ha eliminado el uso de cubrebocas en interiores y transporte como medida obligatoria en interiores contra el Covid-19.

Es decir que, bajo ciertas circunstancias, ya no será necesario portar el cubrebocas una vez que desaparezca la necesidad de guardar la sana distancia.

Cabe destacar que los cubrebocas en Dinamarca ya no eran obligatorios en interiores desde hace dos meses y en exteriores nunca lo fueron.

No obstante, si era requerido al momento de utilizar el transporte público en Dinamarca o si es que se trasladaba a pie.

“Ahora estamos en otra situación distinta, con gran parte de la población ya vacunada y volvemos a un día a día más normal. Eso significa también que decimos adiós a las mascarillas en autobuses, tren y metro.” // BENNY ENGELBRECHT, MINISTRO DE TRANSPORTE


Los aeropuertos continúan exigiendo uso de cubrebocas

Sin embargo, pese a la eliminación del uso de cubrebocas en interiores y transportes en Dinamarca, aún será requerido en aeropuertos.

Esto debido a que en estos lugares, se siguen las recomendaciones internacionales para evitar contagios por Covid-19.

Se esperaba que la eliminación del cubrebocas como medida en interiores de transporte público en Dinamarca llegara hasta el 1 de septiembre.

Pero las autoridades de Dinamarca se han adelantado después de que las autoridades danesas eliminaran la exigencia de mantener la sana distancia hace unos días.

Es decir que esto permitirá el retorno a aforos completos en sitios como teatros o cines, quienes hasta el momento, limitaban la entrada.

Dinamarca ha mantenido bajo control la epidemia por Covid-19

Dinamarca se ha convertido en uno de los pocos países que ha mantenido bajo control la pandemia por Covid-19 durante los últimos meses.

Esto gracias a una estrategia de test gratuitos, rastreo y secuenciación que permitió en abril iniciar una desescalada vinculada al uso de pasaporte Covid-19.

Esto para demostrar que se ha logrado vencer al coronavirus, se ha vacunado o existe una prueba negativa.

El pasaporte Covid-19 aún es necesario para ingresar a restaurantes y bares, así como estadios de futbol, que ahora, ya pueden estar a toda su capacidad.

Se prevé que los antros, cerrados desde hace más de un año, reabran el próximo 1 de septiembre y que un mes después levanten las restricciones, incluido el pasaporte Covid-19.