Doce horas fue lo que la panista Cecilia Robledo Suárez fungió como diputada local, tras quedar fuera del Congreso del Estado ante el fallo que emitió la Sala Superior de Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación, en donde ordenaba que le regresaran la curul a la bancada de Morena.

Ante tal situación, el Partido Acción Nacional no tuvo otro remedio, más que ceder a una de las diputaciones.

Apenas el martes, al filo de las 12:30 horas, Robles Suárez había tomado protesta como diputada, incluso fue nombrada como primera secretaria de la mesa directiva del Congreso del Estado.

Sin embargo, a las 12:30 de la media noche, los magistrados del TEPJF determinaron que se debía de modificar la repartición de las curules por representación proporcional.

Con el reacomodo hecho por la Sala Superior, el panista Fernando Adame y la emecista Iraís Reyes, que habían entrado con el ajuste hecho por la Sala Regional la semana pasada, se mantuvieron.

Mauro Guerra, dirigente estatal del PAN y nuevo Diputado local, confirmó que, por un nuevo criterio para llegar a la paridad en la conformación de la Legislatura 76 aplicado por la Sala Superior, Robledo quedó fuera.

De acuerdo a la resolución, Jessica Martínez Martínez, diputada de Morena tendrá recupero la diputación.

Ante tal situación, el Pleno del Congreso local acató la resolución de la Sala Superior del TEPJE y este miércoles tuvieron que tomarles protesta a tres de los integrantes de la bancada de Morena.

De esta manera, a Anylu Bendición Hernández, Waldo Fernández González y Jessica Martínez Martínez se les tomó la protesta de ley y se integraron al trabajo legislativo, algo que desde un día antes habían hecho el resto de los diputados de otros partidos políticos.