El compromiso de André Pierre Gignac para regresar con Tigres luego de la lesión que le ha dejado fuera de actividad durante todo el mes de agosto, es tanto, que continúa a marchas forzadas para volver.

El francés, como lo dijo el viernes pasado en conferencia de prensa, no iba a utilizar el sábado y domingo para descansar pues prefería ir al Estadio Universitario y hacer trabajo de recuperación tras su lesión que padeció a finales de agosto, y vaya que así fue.

André, notificado de una pequeña avulsión en el peroné derecho a mediados de agosto, no ha descansado ni un solo día en su recuperación y el domingo estuvo en el gimnasio del Estadio Universitario y ahí recibió trabajo de terapia para ya estar próximamente listo y reportar a las prácticas grupales a partir de esta semana.

André hizo trabajo de gimnasio, recibió terapia y también hizo algo de esfuerzo físico en las piernas, todo esto para garantizarse que la lesión está quedando atrás y que puede ser sometido a mayor carga física conforme pasen los días.

El francés tendrá cinco días para tener la fiabilidad de su físico y llegar listo para el duelo del sábado 11 de septiembre ante León en el Volcán.

André, de regresar a entrenamientos grupales a partir de este lunes y ser activado para el duelo del sábado ante León, volvería a jugar con Tigres luego de tener casi cuatro meses de no disputar un partido con los felinos, siendo que el último de él con los auriazules había sido el 8 de mayo ante Atlas en el Repechaje.