La Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió una serie de medidas cautelares al Sistema de Desarrollo Integral de la Familia del Estado (DIF) por la sobrepoblación que registra el Albergue Fabriles.

Si bien el inmueble ubicado en el municipio de Monterrey tiene una capacidad para albergar a 60 personas, en una inspección realizada por el organismo se detectó que actualmente hay 213 menores de edad.

Esto representa un hacinamiento del 350 por ciento.

«Se han tenido que habilitar estancias en la planta baja, comedor y escuela», resalta.

Aunque se les brindan las tres comidas, están a destiempo porque en el comedor no hay capacidad para atender a todos los menores de edad, por lo que están programados en diversos horarios.

La situación se agrava toda vez que que al menos 19 menores de edad están contagiados con el virus SARS-CoV-2 (COVID19), por lo que se encuentran aislados en la parte final de la escuela.

El documento, dirigido al titular del DIF Estatal, Érik Mayel Caballero de León, la CEDHNL solicita garantizar la integridad de las y los menores, considerando que el albergue cuente con los estándares mínimos para dar una atención adecuada.

«Solicitamos supervisar que las instalaciones del albergue cumplan con los protocolos y/o medidas de prevención necesarias para evitar la propagación de la enfermedad entre niñas, niños y adolescentes que residen en el inmueble y el estado de salud de las y los menores que se encuentran aislados», cita el escrito.

Para finalizar, se pidió también brindarles una alimentación de buena calidad, bien preparada y nutritiva.