Aunque en la historia nada está dicho, expertos en desarrollo de ingeniería y urbanización, vaticinan que el Gobernador Electo Samuel García Sepúlveda enfrentaría una crisis severa en el cuidado y manejo del agua, además de AyD.

Por lo que con los mil 200 kilómetros de drenaje sanitario dañados de forma cítrica que Agua y Drenaje de Monterrey, el equipo de transición del Gobernador Electo, tiene mucho qué pensar.

Así lo reveló Raúl Salinas Jiménez, Ingeniero Civil, al decir que este tipo de problemas se debe en su mayoría a una mala planeación en el sistema.

Dijo que: «El origen de la problemática radica en contar con un drenaje relativamente viejo, además de tener mantenimiento no adecuado».

«No había un plan de como tenía que ir creciendo, y como tenía que irse manteniendo conforme crecía el organismo, que era toda la ciudad misma, toda la urbe que fuera operando adecuadamente, que le hiciera como le hace el cuerpo humano de cualquiera de nosotros».

El experto reveló que una gran ciudad como Monterrey es de primera calidad mundial, pero por no tener un plan de crecimiento, los trabajos para conservar el sistema en buen estado han sido ineficientes. Una solución que propone, es añadir líneas adicionales de drenaje.

Además de que: «Las consecuencias de contar con este estado de alcantarillado sanitario ya las estamos viviendo, al tener desbordes en diferentes puntos de la ciudad», dijo.