El 87 por ciento de las escuelas en Nuevo León no estuvieron en condiciones, para regresar a clases de manera presencial, aseguraron integrantes del Colectivo Niñez Esencial, ante la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Además de que han implementado amparos, para que las autoridades coadyuven en los protocolos sanitarios, además de que haya indicaciones bien fundamentadas e incluyente, para que se de la presencialidad.

Mariali Cárdenas de Vía Educación dijo que, para contextualizar un poco, la estrategia nacional para el regreso a las escuelas establece una ruta de 4 etapas: medidas previas, medidas de organización, atención socio-emocional y medidas académicas.

Sin embargo, en Nuevo León las medidas de organización no quedan claras que ya hayan sido establecidas, lo que correspondería a establecer un Consejo directivo que genere un programa local de ingreso a la escuela, que le dé seguimiento y asegure las condiciones básicas para ello.

«Hoy 14 de septiembre, muchos niños, niñas y adolescentes, siguen necesitando que alcemos la voz, más de 900 mil estudiantes de nuestro Estado, aún no están recibiendo las oportunidades educativas y de desarrollo pleno que merecen».

Aunado a ello, consideraron que la medida de cerrar por dos semanas los colegios o escuelas en donde se registre un caso de Covid-19, no tiene sustento científico y perjudica a la educación de los alumnos.

Los integrantes del colectivo señalaron que el no permitir las clases presenciales en los planteles escolares que ya están listos, es un error del gobierno estatal.

«No hay argumento científico que respalde esta decisión del gobierno y no se justifica cerrar un colegio por un solo caso de Covid», aseguró Sandrine Mollinard, del Consejo Cívico de las Instituciones.

Por su parte, Elizabeth Huergo, del American Institute of Monterrey, sostuvo que la decisión de cerrar toda una escuela por un solo contagio es una medida drástica, por lo que advirtió que se ampararon, ante las acciones implementadas por Salud.

Mientras que, David Calderón, vocero del colectivo Mexicanos Primero, sostuvo que ellos obtuvieron una suspensión provisional para que el Gobierno Federal emita un protocolo de prevención y para detectar casos de Covid-19, el cual hoy debería de tener una resolución, por parte de las autoridades federales.