Elizabeth García Vilchis, la encargada de presentar el Quién es quién en las mentiras de la semana exhibió a El Reforma, El Financiero y Denise Dresser por presentar información falsa

Este viernes se presentó el Quién es quién en las mentiras de la semana y se desmintió al Reforma, a El Financiero y Denise Dresser por presentar información imprecisa.

Desmienten a Reforma sobre falla en el suministro de agua

La encargada de la sección, Elizabeth García Vilchis indicó que con la nota del periódico Reforma sobre una supuesta falla en Cutzamala que obligaría a un paro completo porque solo tiene una línea de alta presión, se trata de un hecho falso y que no hay riesgos de falla en el suministro de agua de Ciudad de México, pues los trabajos se llevan a cabo sin cortar el servicio.

Al respecto comentó que desde junio la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que se interconectaron dos líneas de alta presión en el sistema hídrico.

Además informó que el mismo medio publicó una nota sobre una denuncia de supuestos “moches” en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), para tramitar solicitudes de permiso, hecho que ya fue investigado por el órgano y desechado por la falta de pruebas.

El Financiero presenta información imprecisa

También desmintió una nota periodística de El Financiero que fue retomada por varios medios sobre que se obligaría a las aerolíneas a operar en el Aeropuerto Felipe Ángeles limitando los vuelos en el Actual Aeropuerto Internacional de Ciudad de México a 61 operaciones por hora, lo cual aseguró que fue establecido desde 2014 y que no se trata de algo nuevo.

“Vamos a presentar una nota falsa de El Financiero de que el gobierno obligaría a las aerolíneas a operar en el  Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en una nota publicada por el periódico El Financiero el día 8 de septiembre firmada por Aldo Munguía asegura que si las aerolíneas no vuelan por iniciativa propia en el AIFA en Santa Lucía, el gobierno limitará los vuelos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a 61 operaciones por hora, el tope máximo de vuelos que deberían permitirse pero que fue rebasado desde 2013, la información publicada en El Financiero es falsa”, precisó García Vilchis.