De acuerdo con el pescador se encontraba frente a la ciudad costera de Penzance cuando capturó el colorido crustáceo de un metro de largo

El pescador Tom Lambourn de 25 años originario de Newlyn descubrió una langosta azul extremadamente rara en la costa de Cornualles en Inglaterra.

De acuerdo con el pescador se encontraba frente a la ciudad costera de Penzance cuando capturó el colorido crustáceo de un metro de largo.

Posteriormente fotografió a la rara especie antes de devolverla al mar pues nunca había visto una de ese color.

«ESTA FUE SÓLO MI SEGUNDA TEMPORADA DE PESCA, ASÍ QUE CREO QUE TUVE MUCHA SUERTE. LA MEDÍ Y NO TENÍA EL TAMAÑO ADECUADO, ASÍ QUE NUNCA PENSÉ EN QUEDÁRMELA», CONTÓ AL DIARIO DAILY MAIL.

Agregó que si hubiera sido mas grande se la habría llevado pues en la empresa donde trabaja le dijeron que era una entre dos millones.

Por su parte, el portavoz del National Lobster Hatchery de Pasdtow dijo que dicho color es raro de encontrar, hay una posibilidad entre dos millones.

Debido a su pigmentación diferente, a estas langostas les resulta mucho mas difícil camuflarse por lo que son presa fácil y se reduce su número.

El profesor Ronald Christensen de la Universidad de Connecticut descubrió en 2005 que las langostas azules adquirían su color como resultado de un defecto genético.

Dicho defecto hace que las langostas produzcan niveles excesivos de una proteína que se combina con una molécula carotenoide roja conocida como astaxantina.