Sectores de la sociedad civil afines a la revolución en Cuba se movilizarán el 20 de noviembre por la liberación de presos y diálogo para solucionar conflictos

Sectores de la sociedad civil de Cuba que son afines a la revolución, pero críticos con algunas medidas de actual gobierno, notificaron a las autoridades de la isla que se movilizarán el día 20 de noviembre.

Los convocantes no buscan derrocar al gobierno o poner en duda el carácter socialista de la revolución, sin embargo critican «el pensamiento único y la exclusión».

La marcha será convocada contra la violencia, por la liberación de los presos políticos y «por la solución de nuestras diferencias a través de vías democráticas y pacíficas», detallaron los convocantes.

«En el mediodía de hoy, martes 21 de septiembre, se entregaron cartas en la recepción del Gobierno Provincial de La Habana y en la oficina del Intendente del CAM La Habana Vieja», indicaron.

Se trata de una veintena de ciudadanos que firmaron los documentos donde se notifica a las autoridades la realización del evento.

Los convocantes detallaron que decidieron recurrir a la movilización «luego de amplios y profundos debates con varios miembros de la sociedad civil».

Precisaron que la marcha tendrá lugar «el primer sábado luego de que el país se abra al turismo internacional, o sea, el próximo 20 de noviembre».

En este sentido abundaron que «las cartas entregadas corresponden a la Marcha en La Habana».

En este sentido afirmaron que «durante los días siguientes, ciudadanos de todo el territorio nacional presentarán documentos similares ante las autoridades de su localidad».

Incluso dijeron que «cada cubano emigrado podrá acompañarnos también ese día sin importar el lugar del mundo donde se encuentre».

La revolución es de todos

«Manifestarse pacíficamente es un derecho humano reconocido en la propia Constitución de La República», puntualizan.

Por ello consideraron que «violar o impedir el ejercicio pleno de este derecho constituye un delito».

«Esperamos que las autoridades actúen con estricto apego al derecho», indicaron.

Consecuentemente pidieron «se respete la dignidad de cada cubano o cubana involucrados en la organización de esta iniciativa ciudadana».

«La Patria es de todos. ¡Y sus calles también!» – aseveraron.