Los migrantes haitianos que están en la frontera entre México y Estados Unidos no serán deportados, afirmó el INM. Al contrario, su situación se regularizará y no habrá redadas.

El director del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez, aseguró que se suspenderán las acciones contra los migrantes haitianos, pues no habrá deportaciones ni redadas.

Por lo tanto, no habrá redadas como las que se registraron en hoteles y centros refugio, donde había mujeres embarazadas y niños.

Se analizará la situación de los migrantes

En un recorrido por el parque Braulio Fernández Aguirre, el funcionario federal expresó que se analizará la situación de las personas originarias de Haití que hayan iniciado un proceso de refugio. Podrán continuar su trámite en el estado donde esté radicado.

Por otra parte, se respetarán a los casi 500 que están en el campamento. Los migrantes son atendidos por brigadas de médicos sin fronteras, y otras organizaciones internacionales.

INM facilitará transporte para quienes continúen con su trámite

El INM facilitará el transporte para que retornen a continuar su trámite de petición de refugio o deportación a su lugar de origen.

Mientras, los padres de niños que hayan nacido en territorio mexicano, tendrán estancia temporal por el lazo jurídico del menor que obtiene la nacionalidad mexicana.

En Acuña se encuentran entre 500 y 600 migrantes haitianos y en del río, Texas, Estados Unidos, aún permanecen poco más de tres mil.

Se atenderán los flujos migratorios con respeto y humanidad.