La explosión en la mezquita Eid Gah en Kabul dejo al menos 8 personas muertas y otras 20 resultaron heridas.

Este domingo se registró el primer ataque en una mezquita en la capital de Afganistán, Kabul, desde la retirada de las tropas estadounidenses.

De acuerdo con los talibanes la explosión en la mezquita dejo 8 personas muertas y unas 20 resultaron heridas.

Sin embargo, el Ministerio del Interior indicó que la cifra de víctima mortales podrá aumentar en las próximas horas. Además, se precisó que todas las víctimas eran civiles que se encontraban en el lugar del ataque.

La explosión en la mezquita se realizó a las 16:00 horas, mientras que se realizaba una ceremonia religiosa en memoria de la madre de un alto mando talibán. Los explosivos se encontraban cerca de la puerta de la mezquita Eid Gah.

Asimismo, se informó que eran dos los atacantes, pero lograron matar a uno, mientras que el segundo fue detenido luego de que intentó huir.

Un testigo declaró a la agencia AFP que se encontraba en su negocio cuando “el ruido de una explosión fue seguida de disparos”.

Además, antes del ataque los talibanes habían bloqueado la carretera para prevenir algún atentado “por la oración por la madre de Zabihullah Mujahid”.

Sin embargo, ningún grupo se atribuyó el ataque en la mezquita, pero los talibanes sospechan del Estado Islámico.

Altos mandos talibanes tuvieron que donar sangre en el hospital donde fueron atendidos los lesionados.

En agosto el Estado Islámico llevó a cabo otro atentado contra fuerzas de seguridad talibanas y fuerzas estadounidenses. De acuerdo con información oficial el ataque dejo 72 personas muertas y varios más heridos.