Un grupo de damnificados por el huracán «Grace» irrumpieron un evento del presidente López Obrador en Huachinango, Puebla, para pedir que atendieran sus demandas y los ayudaran. AMLO se comprometió a escucharlos y resolver sus peticiones.

Un grupo de damnificados por el ciclón tropical «Grace» irrumpió durante la presentación del Plan de apoyo a personas afectadas por el huracán en Puebla para solicitar que atendieran sus demandas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tenía la palabra, cuando los afectados lograron entrar al recinto ubicado en el municipio de Huachinango. Algunas personas llevaban carteles con sus demandas, otras no; sin embargo, todas gritaban sus peticiones.

Además, un par de víctimas lograron acercarse al jefe del Ejecutivo. Por ello, el primer mandatario concluyó el informe y les preguntó si lo iban a dejar hablar. Los damnificados estaban abiertos al diálogo.

López Obrador indicó que continuará la entrega de apoyos a damnificados, para que arreglen sus viviendas y para aquellas personas que perdieron sus cosechas. Asimismo se darán enseres, camas, estufas y refrigeradores.

En este sentido, subrayó que los apoyos se otorgarán de forma directa, con ayuda de la Secretaría de la Defensa Nacional. Aunado a ello, agregó que seguirán los Programas de Bienestar, la construcción de sucursales del Banco de Bienestar y se enviarán 1 millón 200 mil dosis de vacunas contra Covid-19.

Andrés Manuel aseguró que trabaja de manera coordinada con el gobierno de Puebla. Por último, les dijo a los damnificados que entendía que quisieran que los atendiera de forma individual porque cada uno tiene sus problemas; pero es necesario buscar la forma de comunicarse porque hay millones de mexicanos y mexicanas. Por lo que es necesario proponer soluciones generales para avanzar.

«Si atendemos uno a uno no vamos a avanzar. No me va a alcanzar el tiempo, trabajo 16 horas diarias sin descanso», añadió. AMLO dijo que los servidores públicos lo ayudan a atender a todos. Por ello, le pidió a la titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, y al de la Secretaría de Bienestar, Javier May Rodríguez, que se quedaran para escuchar las peticiones de los afectados.

Al respecto, el coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, explicó que el tabasqueño habló con los damnificados para ayudarlos y consideró que ese es un » ejemplo de cómo se gobierna con el pueblo no contra él».