Más de 3 mil electricistas del SME realizaron un mitin para apoyar la reforma eléctrica de AMLO. Algunos diputados salieron y les propusieron hacer parlamentos abiertos; así como recolectar firmas.

Alrededor de 3 mil electricistas disidentes, encabezados por exsecretarios generales, del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) apoyaron la iniciativa de reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador a las afueras del Palacio Legislativo de San Lázaro, en la Ciudad de México.

Los electricistas colocaron mantas e instalaron un templete afuera de la Cámara de Diputado para realizar un mitin alrededor de las 13:00 horas. Los exsecretarios generales del SME que asistieron fueron: Manuel Fernández Flores, Rosendo Flores Flores, Jorge Tapia Sandoval y Pedro Castillo.

Los tres están agrupados en el Frente Amplio y coincidieron en la necesidad de apoyar la reforma que propuso el primer mandatario para recuperar el control de la energía eléctrica.

Durante el mitin, Fernández Flores destacó que se trata de una iniciativa histórica porque devuelve la industria eléctrica al pueblo de México. Además, indicó que durante el periodo neoliberal la industria eléctrica «fue botín»; pues no les importó «destrozar» la industria eléctrica para entregársela a empresas trasnacionales.

Al respecto, Rosendo Flores comentó que durante el sexenio pasado «le amarraron las manos» a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que no generara energía eléctrica y comprarla a las empresas españolas.

Mario Benítez, integrante del Frente Amplio, dijo a La Jornada que los diputados federales de Morena, Susana Prieto y Manuel Rodríguez, les propusieron realizar parlamentos abiertos y foros; así como una campaña de recolección de firmas para apoyar la iniciativa.