Afganistán: Al menos 50 personas murieron en la mezquita chiíta de Kunduz. Estado Islámico se atribuye el atentado. Al menos un centenar de heridos

Un atentado suicida en contra de una mezquita de la ciudad de Kunduz, al noroeste de Afganistán, dejó un saldo de al menos 50 personas muertas y 100 heridos.

La provincia de Kunduz, en Afganistán, ha sido este viernes escenario de un atentado cometido por un terrorista suicida con al menos medio centenar de muertos.

Esto en una mezquita chií durante la celebración de la oración del viernes, informaron las agencias.

“La explosión fue provocada por un kamikaze”, dijo Matiullah Rohani, responsable regional de los talibanes, a cargo de la Cultura y la Información.

Además horas más tarde el grupo Estado Islámico reivindicó el atentado.

Por su parte Newsweek señala que Médicos Sin Fronteras (MSF) reportó que recibió “a más de 90 pacientes heridos y al menos 15 cadáveres”.

Imagen

«Nada más producirse la explosión, un portavoz talibán confirmó los hechos y previó que habría víctimas mortales», indicó el portal.

“La explosión se produjo durante la oración de mediodía, la más concurrida de los viernes, día de descanso musulmán y los testigos describieron escenas atroces”, informó AFP.

El golpe más duro

Así mismo, El País señaló que «se trata del golpe más duro que recibe el recién nacido Emirato Islámico de Afganistá».

Esto, «desde que, con las tropas estadounidenses en plena evacuación».

En ese sentido el portal recordó que en aquella ocasión un kamikaze se inmoló el 26 de agosto en uno de los accesos del aeropuerto matando al menos a 170 personas.

Estado Islámico reclama la autoría del atentado suicida en una mezquita chií en Afganistán

Por su parte Europa Press indica un comunicado recogido por SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

Dicho organismo es filial de Estado Islámico en Afganistán, mismo que «ha precisado que el perpetrador del ataque era de la minoría étnica uigur».

Imagen
Condena de Naciones Unidas

«Condeno enérgicamente el horrible atentado perpetrado en una mezquita de Kunduz (Afganistán)», así lo expresó António Guterres, Secretario General de la ONU.

«Los ataques contra civiles que ejercen su derecho a practicar libremente su religión son violaciones de los derechos humanos fundamentales», dijo.

Además de contrarios «al derecho internacional humanitario”, indicó.