El partido ultraderechista español presentó dos iniciativas en el Congreso de los Diputados; una para demandar que México restaure el sepulcro de Hernán Cortes y otra para que sus instituciones realicen homenajes al conquistador.

El partido de ultraderecha español, Vox, pidió al Congreso de Diputados, a través de dos iniciativas, que obliguen a México a restaurar el sepulcro de Hernán Cortés en México y que sus instituciones realicen homenajes al conquistador.

Los restos de Cortés se encuentran en la Parroquia de Jesús Nazareno e Inmaculada Concepción de la Ciudad de México. Las demandas de Vox las realizaron en el contexto los 500 años de la Conquista y de la solicitud del presidente Andrés Manuel López Obrador para que España se disculpe por los abusos cometidos durante esa etapa.

El partido reconoció que las acciones de los conquistadores no estuvieron exentas de abusos; sin embargo, consideraron que ese momento histórico derivó en la creación de una sociedad nueva.

Además, Vox destacó que las instituciones españolas deben fomentar, divulgar y enaltecer personajes, así como hechos significativos de la historia; pues un «pueblo que no conoce su historia está condenado a desaparecer”.

En este sentido, solicitaron realizar las acciones diplomáticas necesarias en el Poder Ejecutivo de México para que se mejoren las condiciones en las que se encuentra la tumba de Cortés. También demandaron que se permita visitarla.

Asimismo, Vox recordó que Cortés tenía un mausoleo, entre 1794 y 1823, en la iglesia del Hospital de Jesús, pero después de la Independencia sus restos fueron objeto de degradaciones y trataron de destruirlos. Por ello, desde 1947 sólo queda una placa de bronce con su nombre y no se pueden tomar fotografías.