El excandidato presidencial, Ricardo Anaya, difundió por redes sociales un nuevo capítulo de su serie de videos, en donde prepara el terreno discursivo que se empleará en caso de que sea aprobada la iniciativa de Reforma Eléctrica, argumentando que esto solo se daría si el Presidente Andrés Manuel López Obrador “logra fracturar” a la oposición, pero que también tiene el plan perverso de culpar a la oposición por “no poder bajar la luz”.

Anaya, en un intento por culpar al Jefe del Ejecutivo por cualquier resultado, califica a la Reforma de “absurda” y duda que sea aprobada por el Congreso, pero se protege diciendo que “Ah, y si se llegara a aprobar (lo cual dudo mucho), López Obrador también gana porque eso significaría que logró fracturar a la oposición”.

En el video, el panista llama a los legisladores a que “no se dejen intimidar. Den la batalla con valentía. No le tengan miedo. La verdad está de nuestro lado. Esto es por el bien de México”, se pregunta “¿Cómo podría López Obrador preferir la sucia y cara, frente a la limpia y barata?”

El mismo Anaya responde a su cuestionamiento con dos razones: “La primera es que López Obrador está obsesionado con tener el control. Si su gobierno tiene el control total sobre la electricidad, pues tiene el control de todas las empresas. Así piensan los dictadores”.

Además, Anaya presenta la versión que intentan propagar quienes defienden los injustos pagos que hacen empresas como Oxxo, Bimbo y Walmart por su consumo de luz, declarando falsamente que “generan su propia electricidad, por cierto, sin contaminar. Lo cual tampoco entiendo por qué en la cabeza de López Obrador eso está mal”, lo cual es inexacto, ya que el costo de enviarla desde los lugares donde se genera hasta donde se consume no son sufragados por dichas empresas.

“¿Sabes quiénes son los que pagan los famosos 5 pesos? Menos del 3%. Son los hogares más ricos y eso no está mal. Es esa gente a la que ese recibo verde le llega de $13,000 para arriba por bimestre”, abunda Anaya.

El panista pretende ignorar que la Comisión Federal de Electricidad genera la energía a partir de hidroeléctricas, además de utilizar tecnologías geotérmicas y nucleares, asegurando que “el gobierno de López Obrador genera electricidad sucia y cara”, pero el engaño continúa, pues en los costos de la energía generada por los particulares sólo contempla la generación, pues el porteo corre con cargo al erario.

Pero Anaya también crea una narrativa para el caso de que la Reforma Eléctrica no sea aprobada: “López Obrador, en el fondo, sabe que su reforma es tan absurda (quién va a preferir energía sucia y cara en lugar de limpia y barata), que no se va a aprobar. ¿Y sabes qué va a hacer cuando no se apruebe? De mí te acuerdas, te va a decir en la mañanera: “yo quería bajar el precio de la luz para ayudar al pueblo, pero los de la oposición, que son malos, no me dejaron”. ¡Cuando con él es con quien más ha subido! Esa es la verdadera trampa”.

Con esto último pretende generar inconformidad en la sociedad tanto si es aprobada, como si no lo es, comprobando así que ése es el objetivo final.