El presidente mencionó que los opositores buscaban generar una confrontación política con la desgracia.

En conferencia matutina, el presidente López Obrador fue cuestionado sobre las imputaciones en contra de varios actores políticos por el derrumbe en la línea 12 del metro.

El presidente mencionó que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México está a cargo de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Dado el contexto político del país, López Obrador aseguró que los opositores buscaban, con la desgracia, un choque entre Claudia Sheinbaum y Ebrard.

«A lo mejor estaban esperando que la fiscalía de la CDMX, como es Claudia, le iban a hacer juicios a Marcelo. Se quedaron con las ganas», aseguró.

Al respecto, Marcelo Ebrard replicó que es difícil que un jefe de gobierno esté enterado sobre la colocación de unos pernos, ya que para eso existe una comitiva que dirige al proyecto.

“El jefe de Gobierno es muy difícil que pueda supervisar eso, intervino un consorcio con muchas empresas. (…) Yo hice lo que tuve que hacer, si no, no estaría yo aquí, no podría dar la cara, actúe profesional y de una manera integra. Ya los imputados presentarán sus defensas y muchos ya ganaron los juicios, eso ya le corresponde a la autoridad correspondiente”, concluyó.