El presidente dijo que sería indigna una persecución política contra Rosario Robles y que los jueces fueron los que decidieron que permaneciera en la cárcel

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que el fallo se trate de una venganza o persecución política y recordó que el voto fue realizado en el Poder Judicial, no en el Ejecutivo, esto tras la decisión de un juez de que Rosario Robles permanezca en prisión.

Respeto a la autonomía de poderes 

El mandatario sostuvo que su administración no presenta denuncias por consignas políticas, sino que respeta la autonomía de los poderes.

“Es una decisión del Poder Judicial, de los jueces, de ellos depende y por lo que corresponde al Ejecutivo no hay ninguna venganza, nosotros no hacemos eso, es inmoral, es indigno, eso le resta a cualquiera autoridad y para nosotros los más importante es la autoridad moral”, señaló.