La ex secretaria de Desarrollo Social durante la administración de Enrique Peña Nieto, Rosario Robles, afirmó que su “compromiso” con México lo aprendió en los muros de la máxima casa de estudios.

Robles Berlanga, quien se encuentra en prisión por mentir ante una autoridad judicial sobre su ubicación en caso de serle concedida la libertad condicional, ya que se encuentra acusada por ejercicio indebido de la función pública debido a su presunta responsabilidad en el desvío de más de 5 mil millones de pesos del erario mediante el mecanismo conocido como la “Estafa Maestra”, expresó su “solidaridad” con la UNAM por los “ataques” desde el poder.

“Mi solidaridad con la #UNAM, mi universidad, por los ataques de los que es objeto desde el poder. Mi vocación social y mi compromiso con México lo aprendí en sus muros. También que es inalienable el Derecho a disentir”, escribió en su cuenta de Twitter.

“No olvidemos nunca que ‘por nuestra raza hablará el espíritu’. Por mi ha hablado el mío, forjado en la Gran Universidad Nacional”, agregó.

“Desde aquellos años me enseñaron a luchar por las libertades. Hoy me ha sido arrebatada una, mi libertad física. Pero no mi capacidad de pensar críticamente”, finalizó

Cabe recordar que Rosario Robles tuvo el pasado miércoles, una audiencia donde el juez de Control determinó que deberá seguir en prisión peventiva oficiosa, ya que consideró que existe un latente riesgo de fuga para evitar ser procesada por el delito de peculado, entre otros varios, por el que, de ser encontrada culpable, la Fiscalía General de la República, (FGR) solicita una pena de 21 años.

Luego de las críticas a la Universidad Nacional Autónoma de México, la derecha neoliberal se lanzó contra el mandatario federal, por señalar que la UNAM se había convertido en individualista y neoliberal.

Por lo que personajes de la oposición aprovecharon para arremeter contra el mandatario federal y pidieron no atacar a la máxima casa de estudios de México.

“Afectaron dos generaciones en las universidades públicas, hasta la UNAM se volvió individualista y defensora de estos proyectos neoliberales, perdió su esencia de formación de cuadros y profesionales para servir al pueblo”.

Ante esto, el presidente de México dijo que respetaba todas las opiniones, pero que siempre dirá lo que piensa, y reiteró su postura e indicó que es lamentable que la UNAM se haya ‘derechizado’ en los últimos tiempos.

“No solo la UNAM, todas las universidades fueron sometidas por el pensamiento neoliberal, todas. Es lamentable que la UNAM se haya derechizado como sucedió en los últimos tiempos”.

Indicó también, que los economistas de la universidad que defendían un modelo alternativo al neoliberal fueron silenciados, aseguró que la crítica al neoliberalismo no salió de la UNAM. Dijo además, que se requiere una sacudida, pues los académicos se dedicaron a legitimar la privatización.