Hace un mes China tomó medidas radicales contra las criptodivisas. Y esto incluía a todas las que existen actualmente, desde el valioso Bitcoin hasta aquellas más modestas, como Ripple.

Desde entonces, minar criptomonedas en dicho país es ilegal, una realidad que, sin embargo, podría no ser definitiva, ya que según una nueva información, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China está pidiendo a la opinión pública que «valore» esas medidas.

La Comisión hizo un llamamiento oficial para pedir opiniones públicas a personas y entes de todos los escalones sociales, lo que significa que no se han limitado a las grandes empresas, ni tampoco a las personas con más recursos del país, algo curioso ya que es probable que estas sean las que más recursos tienen.

Con esta medida, queda en entredicho que ese veto al Bitcoin, y a la minería de criptodivisas en general, vaya a ser definitiva en China.

Mantendrán activa la solicitud

Esta solicitud de comentarios y opiniones públicas se mantendrá activa durante un mes, lo que significa que se cerrará el próximo 21 de noviembre. Todas las personas que quieran participar podrán emitir sus opiniones a través de cuatro vías distintas, incluyendo el correo electrónico, el correo tradicional y los comentarios directos en el sitio web de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China.

Esto podría estar motivado por los recientes informes que situaron, tras el veto de China al Bitcoin y a las criptodivisas, a Estados unidos como el país que lidera el minado de Bitcoin. Dicho país representa, más de un tercio del total de «hash rate» del minado de Bitcoin, y registran enormes pedidos a fabricantes de equipo específico para dicha tarea, como Bitmain y MicroBT.

Al final, la minería de criptodivisas representa una suculenta fuente de ingresos, no solo por el valor inherente a estas, sino también por toda la industria que tienen detrás, incluyendo tanto a las empresas que fabrican hardware especializado como a aquellas que ofrecen otros servicios especializados que giran a su alrededor. La minería de criptodivisas equivale a mucho dinero, y parece que China se ha dado cuenta de ello tras cometer un error que, ahora, podrían revertir escudándose en «la opinión publica».