Emilio Lozoya exdirector de Pemex en tiempos de Peña Nieto pidió por sexta vez tiempo para investigación complementaria. Mañana el juez decide

Emilio Lozoya pidió por sexta ocasión prórroga para reunir pruebas a su favor en el juicio que se le sigue acusado de recibir sobornos de la compañía Odebrecht.

En ese sentido la Fiscalía General de la República (FGR), pidió negar la prórroga solicitada por el acusa y poder cerrar la investigación complementaria.

De tal modo una vez cerrada la investigación complementaria la Fiscalía podrá presentar formalmente las acusaciones en contra de Emilio Lozoya.

Con ello podría iniciarse de manera formal el juicio en contra del exdirector de Pemex, acusado de recibir sobornos de la petrolera brasileña Odebrecht.

La solicitud

Por su parte Emilio Lozoya pidió 60 días para reunir pruebas a su favor. En este caso argumentó la necesidad de recabar datos de una investigación abierta en Brasil.

Se trata de una asistencia jurídica internacional dirigida a las autoridades de Brasil para conocer el estado que guarda la colaboración firmada por el exdirector de Odebrecht.

Lo que busca la defensa es saber si dicha colaboración sigue vigente o ya ha sido revocado de manera definitiva.

Lo que dice la fiscalía

Por su parte la FGR pidió negar el plazo solicitado, cerrar la investigación complementaria y dar lugar a las acusaciones formales en contra del imputado.

Esto porque consideró que ya no hay más pruebas pendientes por reunir.

Además, en caso de que el juez niegue dicha prórroga la FGR tendrá 15 días para formular acusaciones.

Entonces, con ello daría inicio al juicio formal por los delitos de lavado, asociación delictuosa y cohecho.

La audiencia

Asimismo se sabe que el miércoles 3 de noviembre un juez de control valorará ambas posiciones y determinará lo conducente.

Cabe recordar que Lozoya fue vinculado a proceso a finales de julio del año pasado por las causas de Odebrecht y Agro Nitrogenados.

La FGR le imputa delitos de asociación ilícita, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Esto, por supuestamente haber recibido sobornos por más de 10 millones de dólares por parte de la compañía brasileña Odebrecht.

Además, se le acusa de haber recibido 3.5 millones de dólares por parte del empresario Alonso Ancira, quien fuera propietario de Altos Hornos de México (AHMSA).

Lo anterior a cambio de contratos y de la compra de la planta Agro Nitrogenados a un sobreprecio injustificado.

Los sobornos

El caso de Odebrecht tiene que ver con la relación entre Lozoya y Luis Alberto de Menesses, director superintendente de la constructora brasileña.

Además, señaló Aristegui Noticias, esto llevó al pago de varios millones de dólares a empresas vinculadas con el ex funcionario.

Lo anterior, supuestamente para apoyar la campaña del PRI en las elecciones en las que fue electo presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, indica el portal, parte de este dinero habría sido a la compra de un inmueble en el estado de Guerrero, por un valor de 1 millón 900 mil dólares.

Incluso señala que en esta operación estaría involucrada la esposa de Lozoya, Marielle Helen Eckers.

Por su parte el Ministerio Público solo ha realizado imputaciones por lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho.

Mismas que incluyen a Ricardo Anaya, el exdirector de Pemex, Carlos Treviño y al exsenador panista, Jorge Luis Lavalle Maury.

Además se precisa que el señalamiento de que el dinero fue utilizado para sobornar legisladores y conseguir la aprobación de la reforma energética de Peña Nieto.