Dirigentes de Morena piden hacer a un lado diferencias y defender la reforma propuesta por AMLO. Recuerdan que derecha controla diversas entidades públicas

Por medio de un desplegado en La Jornada, 8 dirigentes de Morena hicieron pública una reflexión en torno al momento que vive Morena y los retos para aprobar la reforma energética propuesta por AMLO.

Se trata de un balance político en el que, además de puntualizar éxitos de la 4T, apuntan que Morena ha cumplido parcialmente su encomienda y por ello el llamado a la unidad.

Además señalan que la derecha tiene importantes posiciones de poder como el instituto electoral, sectores del poder judicial y espacios de representación popular.

Esto es, gubernaturas, municipios, senadurías y diputaciones.

Además, apuntaron que la coalición de Morena no tiene los votos suficientes en el Congreso por lo que «va a ser necesario negociar con otros partidos» la reforma eléctrica.

Su llamado es a dejar a un lado «los rencores, los sectarismos, los pleitos por cargos y los intereses personales o de fracción».

Al tiempo que proclamaron que «la Patria nos requiere», y que es «momento de refrendar que somos un partido en movimiento».

Y que en Morena están «las y los mejores hijos de México».

Lo logrado

En primer lugar destacan los éxitos de la 4T en apenas 3 años de gobierno frente a 36 años de gobiernos neoliberales, con sus fraudes y corrupción.

Destacan además los cambios democráticos logrados en salud, educación, salario y lucha contra la corrupción, entre otros, realizados desde las y los funcionarios en el poder ejecutivo.

Al respecto señalaron que AMLO es un gran dirigente que se dedica a «la gran política», retomando la expresión de Gramsci.

Es decir, que busca transformar la sociedad y que por medio de su iniciativa marca la agenda e impulsa leyes progresistas.

La Morena

En el desplegado se reconocen diversas limitaciones de Morena, según afirmaron Felipe Ávila, Rafael Barajas «El Fisgón», Armando Batra, Enrique Dussel y Mario Delgado.

Junto con ellos, Héctor Díaz Polanco, Blanca Montoya y Consuelo Sánchez.