Francia: Tras escándalo de más de 330 mil casos de abusos sexuales a menores, la iglesia católica decidió reparar e indemnizar a víctimas

La Iglesia católica de Francia tras una semana de reuniones en Lourdes, acordó la venta de parte de su patrimonio para reparar e indemnizar a las víctimas, aunque los delitos hayan prescrito.

Lo anterior como resultado de las investigaciones relacionadas con abusos sexuales cometidos contra menores.

Dichas agresiones a manos de laicos y religiosos, mismas que suman más de 330 mil.

Y es que la propia iglesia de Francia ordenó dichas investigaciones a cargo del alto funcionario Jean-Marc Sauvé, misma que duró dos años y medio.

Lo que resolvió el episcopado

Además la iglesia católica francesa se posicionó sobre llegar hasta el final del trabajo sobre la verdad.

“Hemos entendido que había que llegar hasta el final en el trabajo sobre la verdad que habíamos iniciado”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal, Éric de Moulins-Beuafort.

Asimismo reconoció que “se cometió un mal, mucho mal se cometió, y debe asumirse”.

De 1950 a 2020

Por lo anterior, medios subrayaron que entre 1950 y 2020, un mínimo de 216.000 personas, mayoritariamente hombres, habían sido víctimas en agresiones sexuales .

Estos, cometidas por curas, diáconos, religiosos y religiosas contra eran menores de edad.

Incluso, se indicó que la cifra se eleva a 330 mil sumando personal laico como docentes en escuelas católicas o monitores de boy-scouts.

Otros países 

En este orden de ideas también se resaltó que al menos quince naciones aparte de Francia han realizado acciones ante la violencia sexual.

Se trata de Estados Unidos Chile, Australia, Irlanda, Holanda, Alemania, Bélgica y Reino Unido.

La asamblea en Lourdes

La Asamblea plenaria de los obispos discutió las indemnizaciones de las víctimas de los abusos masivos.

Aunque, indican los observadores, la mayoría de los delitos han prescrito o los agresores han muerto.

Por su parte los obispos reconocieron la responsabilidad colectiva de la iglesia en los actos reclamados por las víctimas.

Al respecto indicaron su «acuerdo en reconocer la responsabilidad institucional de la Iglesia en las violencias que tantas personas víctimas han sufrido”.

Además de «reconocer la dimensión sistémica de estas violencias”.

De este  modo la iglesia católica de Francia, reconoce los funcionamientos, mentalidades y prácticas que permitieron «que estos actos se perpetúen».

Además, los obispos dijeron que se trata de las mismas circunstancias «que han impedido que sean denunciados y sancionados”

Las medidas

Por lo anterior se reconoce «esta responsabilidad implica un deber de justicia y de reparación que abre la posibilidad de pedir perdón de verdad”, dijeron.

Consecuentemente aprobaron varias medidas, entre ellas designaron un equipo para estudiar las demandas y la creación de un fondo para indemnizarlas.

En este sentido, el uso de donativos de fieles queda excluido, según el obispo Moulins-Beuafort.

Por ello el dinero provendrá de la venta de bienes inmuebles y muebles de la Conferencia Episcopal de sus diócesis.

Aunque el comunicado también menciona el endeudamiento como otra vía de financiamiento.

Además con anterioridad en marzo, los obispos crearon un fondo inicial de 5 millones de euros.

Finalmente otra de las recomendaciones es que el dinero proceda también del patrimonio de los agresores.

También recomendó que la indemnización se calculasen caso a caso y de manera individualizada.

Un paso adelante

“Se ha franqueado una etapa histórica, hay que reconocerlo”, dijo el viernes el fundador de una de las asociaciones de víctimas.

Además señaló “Es el inicio de un largo camino, pero todo no está resuelto, sobre todo a la hora de restablecer la confianza”.