Travis Scott fue criticado por su reacción ante la tragedia que se produjo el pasado viernes en su concierto de TexasEstados Unidos, que le costó la vida a ocho personas además de dejar centenares de heridos.

Esto debido a que el rapero continuó actuando mientras se producía una estampida humana. Horas más tarde difundió un comunicado que muchos consideraron demasiado escueto, aunque el día sábado publicó un video en el que explicaba que no había sido consciente de lo que había sucedido hasta después de terminar su actuación y que estaba devastado.

Su equipo ha confirmado ahora que pagará los gastos de los funerales de las personas que perdieron la vida.

Según afirmaron, se trata tan solo de los primeros pasos que Travis dará para apoyar a los familiares de las víctimas en el proceso de duelo y recuperación. Varias fuentes también han asegurado al portal Variety que devolverá el importe de las entradas a todos los asistentes.