Integrantes de Únete Pueblo se manifestaron y así clausuraron las oficinas centrales del Sistema Metrorrey por el «robo» a modo de más de 258 millones de pesos erogados en «sujetadores patito».

La manifestación la organizó Rocío Montalvo de este grupo, cuál dejo en claro que desde año años y pese al cambio de Gobernadores siguen «las viejas mañas».

Por ello exigieron al Gobierno Samuel García Sepúlveda poner orden en Metrorrey, donde dicen que sigue las mismas mafias que han operado desde el 2013. Destacando el tema de los sujetadores donde se han gastado 285 millones de pesos.

Fue así que ayer al medio día con la presencia de 10 policías y solo 7 manifestantes, activistas de la agrupación Únete Pueblo clausuraron en forma simbólica las oficinas de Metrorrey por tener aún como funcionarios cuestionados del «viejo Nuevo León» que compraron sujetadores  inservibles  e involucrados en actos de corrupción.

Y es que encabezados por Rocío Montalvo, los activistas tapizaron con imágenes de roedores y cuatro funcionarios públicos de Metrorrey el acceso principal de las oficinas ubicadas sobre avenidas Pino Suárez y Colón, en el Centro.

Héctor Hugo Villarreal Galván, Juan Antonio Posada Gómez,Pedro Cárdenas Rodríguez y Enrique Javier Lozano Lee: «Siguen operando las rutas aquí y es una mafia  que continúa desde el 2013, no es un tema político, estos trabajadores han beneficiado  a esas empresas com compras especiales sin importar la seguridad de los usuarios».

«Que se informen las acciones emergentes sobre esos sujetadores que  representan fallas y riesgos en el Metro, es un desfalco los 285 millones de pesos que se gastaron», concluyeron.