En Estados Unidos se registran los mayores aumentos de precios en los últimos 30 años. En los últimos 12 meses, los precios subieron un 6.2%, lo que representa el mayor aumento desde noviembre de 1990.

Entre estos incrementos de precios se cuenta la energía que subió 30% en los últimos 12 meses.

Y es que la Oficina de Estadísticas Laborales indicó que la inflación volvió a subir en octubre, acumulando 12 meses de inflación un 6.2%.

Por otra parte, también los precios mundiales de los alimentos se incrementaron hasta un 30% en un año.

Los aumentos

En este sentido las agencias señalan que el índice de precios subió un 4.6% durante el mismo período, el mayor salto desde agosto 1991.

Lo anterior, si se excluyen los precios de los alimentos y la energía que son los que registran mayores variaciones.

Además, informaron que el índice general de precios subió un 0.9% solo en octubre, ajustado por variaciones estacionales.

Esto es 3 puntos porcentuales arriba de lo pronosticado por los economistas.

Asimismo se detalla que los aumentos de precios del mes pasado se debieron a aumentos en energía, refugio, alimentos y automóviles, entre otros.

Incluso se señala que los precios de los alimentos han aumentado casi un 1% durante dos meses seguidos.

Los costos de energía se han disparado, subiendo 4.8% en octubre y 30% en los últimos 12 meses.

La pospandemia

Los analistas señalan que la inflación se debe a una combinación de gran demanda, escasez de materias primas y cuellos de botella en cadenas de suministro mundiales.

Mientras tanto la semana pasada, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo a CNN que aunque la inflación es alta, no es tan mala como el pico de inflación de la década de 1970.

Esto es, cuando Estados Unidos estaba en un estado de estanflación, definido por el aumento de los precios y el lento crecimiento.

Los precios mundiales de los alimentos

De igual forma los precios los precios de los alimentos en el mundo llegaron a su nivel más alto en una década.

Esto debido a la alta demanda y cosechas mediocres, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Los precios aumentaron por tercer mes consecutivo en octubre, subiendo un 3% con respecto a septiembre, según la FAO.

Con relación al trigo, se señala que es el producto que ocupa más tierra cultivable en el planeta, mismo que aumentó su precio un 5% en octubre.

Esto, debido a la reducción de las cosechas de los principales exportadores, incluidos Canadá, Rusia y Estados Unidos.

También aumentaron los precios de la cebada, el arroz y el maíz.

Por otra parte los precios más firmes de los aceites de palma, soja, girasol y colza dieron lugar a un aumento del 9.6% en el índice de precios de las hortalizas de la FAO.

Asimismo, los precios del aceite de palma se dispararon debido a baja producción en Malasia por escasez de trabajadores migrantes.

La FAO citó la alta demanda mundial de una variedad de productos como leche en polvo, aves de corral, aceites vegetales y cebada.

Cabe recordar que estos aumentos terminan significando incrementos en los precios de los consumidores de todo el mundo, que son quienes pagan la factura de la inflación.